Advierten que el impuesto inflacionario recaudará al menos 5,6% del PBI en 2020

23 Apr 2020

Un informe para el CEEAXXI de Eliana Scialabba mostró las ventajas del "negocio político" de la inflación para el Estado, que implica una recaudación del 5,6% del PBI. 

 

 

Con la emisión monetaria creciendo sin pausa por la asistencia económica a distintos sectores de la economía, la Directora de Relaciones Institucionales del Centro de Estudios Económicos ARGENTINA XXI, la economista Eliana Scialabba, realizó un informe donde se muestra el impacto inflacionario de esta medida y el beneficio que esta genera al sector público a costa de todos los ciudadanos. 

 

"Con la pandemia, el gobierno nacional parece haber encontrado la excusa perfecta para declarar la virtual cesación de pagos y llenar la economía de papeles con cada vez menos valor", expresó Scialabba y alertó que se está emitiendo "por encima de las necesidades de la economía". 

 

Desde el CEEAXXI explican que los déficits del sector público ocupan un rol central en la causa de la inflación en muchos países en desarrollo. "En Argentina se ha convertido en una causa endémica: si analizamos la historia de nuestro país, solo hemos tenido superávit del sector público a partir de 2004, por tres años, debido a que no se contabilizaban los intereses de la deuda en default" y dado el limitado acceso al endeudamiento del país, este mecanismo de financiamiento es "potenciado": "La monetización de los déficits fiscales constituye el mayor factor de creación monetaria e inflación".  

 

Agregan, entonces, que la inflación es una es una fuente adicional de ingresos para el gobierno dado que funciona como un impuesto. Este impuesto es la pérdida del valor real del dinero, "se cobra sobre los tenedores de moneda, y en un esquema en el que el BCRA actúa emitiendo una alta proporción de la base monetaria para monetizar los déficits presupuestarios, el gobierno, a través del banco central, se apropia de estos ingresos". 

 

Así las cosas, el CEEAXXI realizó distintas proyecciones de la recaudación del impuesto inflacionario por parte del Estado Nacional, estimando niveles de inflación del 40%, 50% y 60% junto con una caída del PBI del 5%. Sumado a esto, sostuvieron un supuesto "conservador", que tiene que ver con la emisión monetaria: 2020 finalizaría con un stock de base monetaria por encima de los $3 billones, con un alza nominal del 129%. 

 

Proyectaron, entonces, que si la inflación se ubica en torno al 45%, los ingresos generados por el Estado en concepto de impuesto inflacionario serán de equivalentes al 4,7% del PBI ($ 1.474.215 millones), en tanto si se ubica alrededor del 50%, este alcanzará los 5% del PBI ($1.638.017 millones) y con una inflación del 60% el gobierno se haría de recursos extraordinarios en torno al 5,6% del PBI ($1.965.620).

 

Concluyen afirmando que "sin lugar a dudas, el impuesto inflacionario posee un efecto distributivo a favor del Estado. Por esta razón, en países con sesgos populistas y clientelares como el nuestro, la inflación es un “negocio político”: dado el carácter regresivo del mismo, ya que la inflación es la misma para todos los niveles de ingreso, permite mantener a los pobres cada vez más pobres, esperando recibir las dadivas del gobierno de turno". 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/10
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica