Por el Virus Chino, la OCDE pide una fuerte baja de impuestos

25 Mar 2020

El Director del Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE afirmó que se debe asegurar que los negocios sean capaces de sobrevivir hasta que la crisis sanitaria termine. Para esto, pidió una fuerte baja de impuestos. 

 

 

Pascal Saint-Amans, Director del Centro de Política y Administración Tributaria de la OCDE, indicó que las medidas tomadas para combatir el virus chino están "clausurando partes importantes de la economía". 

 

El resultado de estas medidas, continua Saint-Amans es que "la actividad económica ha caído estrepitosamente en muchos países y ha aumentado la incertidumbre global". 

 

El Director de la OCDE considera que la prioridad económica inmediata para es responder rapidamente para apoyar y dar cash-flow a los negocios. "La capacidad de producción y distribución debe permanecer intacta en el transcurso de esta crisis", sentenció y agregó: "El objetivo es asegurarse que los negocios sean capaces de sobrevivir hasta que la crisis sanitaria esté contenida, así la economía estará lista para rebotar cuando lo peor de la pandemia haya pasado". 

 

Si bien la OCDE aclara que seguirá trabajando en proyectos a largo plazo como la cooperación fiscal entre países, las normas internacionales para eliminar la doble imposición y la movilización de recursos internos, afirman que han "priorizado el trabajo en una gama de políticas fiscales y medidas de administración tributaria específicas y temporales, que los gobiernos podrían considerar como parte de su respuesta inmediata". 

 

Entre estas medidas se encuentran: 

 

- Anular o diferir las contribuciones patronales, así como los impuestos relacionados al trabajo: Los sectores más afectados por un cierre podrían beneficiarse de la exención de los impuestos relacionados con los sueldos y las contribuciones a la seguridad social, pagados por el empleador o por cuenta propia, para reducir de inmediato los costos laborales.

 

- Proporcionar concesiones fiscales para los trabajadores de la salud y otros sectores relacionados con emergencias: Para recompensar a las personas por trabajar horas extra y en condiciones potencialmente peligrosas, los gobiernos podrían otorgar concesiones fiscales (por ejemplo, eximir los ingresos por horas extras de los impuestos laborales) o podrían incentivar a los trabajadores jubilados a reingresar temporalmente a la fuerza laboral al garantizar que sus derechos de pensión no se vean afectados. 

 

- Ajustar los requisitos de presentación y pago de impuestos y esquemas de pago anticipado, brindando reembolsos más rápidos a los contribuyentes, mejorando los servicios al contribuyente e implementando estrategias claras de comunicación.


- Aplazar los pagos de IVA, aduanas o impuestos especiales para artículos importados (por ejemplo, alimentos, medicamentos, bienes de capital), evitando el abuso mediante una administración cuidadosa.


- Acelerar los reembolsos del exceso de IVA, acompañado de medidas específicas para limitar los riesgos de fraude.


- Aplazar o ajustar los pagos anticipados requeridos de los impuestos sobre la renta de las empresas sobre la base de una obligación tributaria esperada revisada que se aproxima más a la posible obligación tributaria final del contribuyente, teniendo en cuenta el impacto esperado en la rotación comercial. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/9
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica