Israel, un modelo a seguir para Argentina

6 Sep 2019

Argentina, nuestra nación, hoy en día esta sumida en una profunda crisis económica, cultural, social y política. Los argentinos necesitamos tranquilidad, estabilidad, transparencia y democracia más que nunca. Hoy me voy a enfocar en la crisis económica que vivimos y en porque la lejana nación de Israel debería ser un modelo a seguir para nuestro país.

 

Hoy en día, uno de nuestros principales problemas es el altísimo gasto público, que a pesar de que ha bajado, no ha sido considerablemente reducido. Israel en la década de los 80 enfrentaba un gasto público del 75% del PBI y un déficit fiscal del 17,5%, aparte de la altísima deuda pública del 200% del PBI. Sin embargo, este país logró terminar el problema con un consenso real, un consenso sobre como debe el país enfrentar el alto gasto publico que tenia el país y salir del estancamiento económico. Los ciudadanos de Israel sabían que no se podía enfrentar la crisis sin un ajuste de shock, lo mismo que pasaría en cualquier país “civilizado”. O así debería ser, al menos. 

 

Así, en los años próximos se redujo un 5% aproximadamente el gasto público, un recorte a los subsidios a productos básicos y un ajuste de shock al empleo público y se acabó con la gran crisis que asolaba al Estado Judío. Actualmente el gasto público es del 40% del PBI. 

 

Otro problema de nuestro país es la gran inflación. Israel también tuvo el mismo problema que nosotros, cuando también en los 80 tenía una devaluación constante, una inflación de 480%(más de 9 veces nuestra inflación actual) y una situación fiscalmente pésima. Y como lo resolvieron? Fácil. Aplicaron una ley que prohibía emitir dinero(ya que genera inflación) para comprar deuda pública al Banco Central y garantizaron la independencia del Banco Central del Poder Ejecutivo, algo que en Argentina sucede a la inversa puesto que el actual gobierno no hace mas que intervenirlo. Y con estas medidas aseguraron estabilidad, independencia de poderes y la inflación se redujo rápidamente, teniendo ahora menos de un 0,3%. Aparte, el nuevo shéquel(la moneda israelí) se vio apreciada en un 25% respecto al dólar, siendo hoy esta una moneda fortalecida. 

 

Los resultados de ambas soluciones israelíes fueron casi inmediatos, al contrario de lo que muchos dicen sobre que con estas medidas liberales los resultados recién llegarían en 20 años. Menos de 5 años después de estas medidas la inflación bajó de 480% a 20%, el desempleo hoy es de tan solo un 4% y la confianza de los mercados en la nación creció aceleradamente, siendo Israel un país con grandes inversiones extranjeras hoy en día. Y ya 10 años después de las medidas la economía vio realmente un rapidísimo crecimiento. 

 

Estos cambios radicales en la economía israelí solo fueron posibles por el consenso de los israelíes y porque fueron planificados a largo plazo para durar años y años y que no dependan de que partido político este en el poder. Esto dio una confianza internacional en Israel indescriptible, y por eso hoy en día ve como amigos al Estados Unidos de Donald Trump, Reino Unido de Boris Johnson, Brasil de Jair M. Bolsonaro, Alemania de Angela Merkel, entre otros Estados. 

 

Pero este “milagro israelí” no hubiese sido posible sin el gran fomento a la educación tanto pública como privada en materias de tecnología, I+D(Israel es el país que más invierte en este área, con un 4,2% del gasto público), innovación y investigación científica, algo que explica como la nación judía esta tan avanzada en materias de exportación de servicios, de productos tecnológicos y empresas de alta tecnología. También hubo un gran incentivo a que los ciudadanos sean productivos y ingresen sin mayores problemas al mercado laboral. Esto también debería ser parte del modelo a seguir de políticas israelíes aplicables a nuestra nación.

 

El éxito de estas políticas se ve claramente con el altísimo índice de movilidad social israelí, ya que el mercado laboral da amplias oportunidades a todos los ciudadanos a integrarse y ascender económicamente. La educación en Israel también vio éxito con que los judíos en Israel son mayoría con más del 75% de los habitantes y están cerca del 0,2% de la población mundial, aproximadamente 20% de los ganadores de los Premios Nobel son judíos. Otra muestra de la gran calidad educativa israelí es que en Israel hay un aproximado de 137 ingenieros cada 10.000 trabajadores, la cifra más alta del mundo.

 

Y muchas veces estos ingenieros terminan siendo desplegados a áreas de ingeniería militar puesto que al haber servido en el Servicio Militar Obligatorio por más de 2 años se interesan por este área, lo que explica sin duda alguna la gran tecnología y innovación constante del Ejército de Israel. 

 

Muchas gracias por leer, y espero que los políticos argentinos aprendan de sus errores y de una vez por todas emprendan el camino hacia un verdadero capitalismo de mercado moderno, avanzado, civilizado y con progreso. 

 

Les pido que si llegaron hasta acá, difundan a todos sus contactos interesados, a ver si esto le llega a algún político y de a poco hacemos el cambio posible. 

 

Luca Mode. 

Estudiante. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica