Recuerdos de una trágica mañana que no debemos olvidar

18 Jul 2019

Esta mañana estuve presente en el acto de conmemoración del vigésimo quinto aniversario del atentado. A las 9.53 AM, todo se detuvo nuevamente por un instante y el inicio del sonido de las sirenas fue estremecedor. En ese momento, 25 años atrás, los argentinos sufríamos uno de los peores atentados terroristas en nuestro suelo.

 

Tengo algunos recuerdos de ese fatal día. Me enteré de lo que había ocurrido mirando un programa de televisión conducido por Mauro Viale. Debido a mi corta edad no comprendía mucho lo que había pasado, pero las horas empezaron a pasar y, aunque no sé muy bien porque, me quedé durante los siguientes días viendo las tareas de rescate y escuchando las novedades.

 

Pasaron los días, los meses, los años… y el recuerdo sigue vivo. Si bien el acto me despertó muchas emociones intensas, quiero contar brevemente la historia de Elena Sofía Kastika, una de las 85 víctimas del atentado a la AMIA.

 

¿Por qué voy a escribir sobre Elena? Porque esta mañana cuando llegaba al acto me dieron su foto, y fue a quien mantuve en alto durante la ceremonia. 

 

 

Elena tenía 54 años y no tenía hijos, pero sus sobrinos eran una parte importante de su vida. Era parte de una familia de origen sirio, y tenía una mamá de 84 años y cinco hermanos. Lamentablemente ese día pasó por la puerta de la AMIA un poco antes de las 10 de la mañana, luego de hacerse unos análisis. 

 

Como argentinos tenemos la obligación de no olvidarnos de estos cobardes actos de terrorismo, de recordar a las víctimas y de exigir justicia. Justicia para Elena y las otras 84 víctimas. 

 

*Eliana Scialabba es Magíster en Economía Aplicada (UCA) y Licenciada enEconomía (UBA), con un Posgrado en Economías Latinoamericanas (CEPAL) y en Economics of Money and Banking (Columbia University). 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica