Argentina transcurre la séptima recesión más profunda del mundo

3 Jun 2019

La Consultora Ecolatina advirtió en un informe que "la contracción de 2.7% en nuestro PBI per cápita nos convierte en el séptimo país con peor performance económica en el mundo", sólo superado por Venezuela, Irán y Sudán. 

 

"La contracción de 2.7% en nuestro PBI per cápita nos convierte en el séptimo país con peor performance económica en el mundo de acuerdo a las proyecciones del FMI, solo superados por Venezuela, Guinea, Irán, Nicaragua, Sudán y Turquía", alerta Ecolatina en su último informe. Esto convierte a la recesión que transcurre la economía argentina, en la séptima más profunda del mundo. Sin embargo, la consultora explica que estos resultados no son de coyuntura sino que responden a rasgos históricos. 

 

Ecolatina asegura que "desde 1950 el 35% de los años fueron recesivos, pero este promedio no da cuenta de casos puntuales. Un argentino de 30 años pasó 40% de su vida en recesión y uno de 20 años pasó casi la mitad de su vida en esa condición. Estos números solo pueden ser comparados con los del Congo, Iraq, Siria o Zambia, países que difícilmente pueden ser llamados economías de mercado". 

 

"De cara al próximo ciclo presidencial la performance económica dependerá de la capacidad del gobierno electo de disipar las dudas respecto al repago de la deuda pública", indicó Ecolatina en su informe. 

 

Explicaron que el actual esquema de pagos con el FMI establece que Argentina debería pagar U$S 52 mil millones entre 2021 y 2023 y se descuenta que el país no podrá recurrir al mercado para tomar deuda en esa magnitud. "Esto implicaría la necesidad de repensar el cronograma de pagos con el organismo", agregan. 

 

Afirman que es probable que el FMI acceda a una renegociación de términos "en la medida que el interlocutor sea un gobierno dispuesto a hacer concesiones" en el plano previsional y en el mercado de trabajo, por ejemplo; y que sea capaz de negociar leyes con buena parte del Congreso, dado que se necesitan dos tercios para avanzar con cambios profundos. 

 

"Lamentablemente, incluso si eso sucede el crecimiento de largo plazo se vería comprometido por el significativo incremento de las distintas variables nominales (precios, salarios, tipo de cambio) las cuales bajarían, en el mejor de los casos, de forma gradual", destacan. 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica