La OCDE llama a Argentina a realizar reformas estructurales

27 Mar 2019

La OCDE emitió un documento con previsiones y recomendaciones para Argentina. Prevén caída del PBI del 1,5% para 2019 y crecimiento del 2,·% para 2020. Piden que se reduzcan las barreras arancelarias. 

 

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) difundió este miércoles un informe donde afirma que Argentina necesita más reformas para conseguir una economía más fuerte e inclusiva. 

 

Tras un 2018 que dejó una inflación cercana al 50%, una caída del PBI del 2,5% y una desocupación del 9,1%, está "previsto que en 2019 la economía argentina comience a salir de la profunda recesión en la que se encuentra, aunque siguen existiendo riesgos importantes" afirma la OCDE. 

 

En un nuevo informe, para que el país se recupere de la crisis, serán necesarias más reformas, "con el objetivo de restaurar la confianza, crear fundamentos macroeconómicos más sólidos, generar empleo y asegurar que el crecimiento sea más sostenible y que beneficie a todos los argentinos". 

 

Este estudio económico realizado por el organismo prevé una contracción del PBI para 2019 del 1,5% y un crecimiento del 2,3% para el 2020. 

 

"La economía argentina presenta un extraordinario potencial, pero se ha visto frenada por las políticas económicas adoptadas", expresó Álvaro Pereira, Director de la División de Estudios de Países del Departamento Económico de la OCDE y agregó: "La grave crisis económica que se desató en el año 2018 sumió la economía en una profunda recesión, por lo que fue preciso actuar de inmediato para restaurar la confianza y solucionar importantes desequilibrios fiscales y externos. De cara al futuro, la prioridad será acelerar el proceso de reforma, además de garantizar la aplicación de políticas que protejan a los grupos más vulnerables y permitan que el país recupere un crecimiento más fuerte e inclusivo". 

 

El informe de la OCDE indica que el cumplimiento de los compromisos fiscales reforzará las finanzas públicas y convencerá a los mercados de que las autoridades argentinas están dispuestas a resolver los graves desequilibrios acumulados a lo largo de varios años. 

 

"Las reformas estructurales jugarán un papel clave en la promoción del futuro crecimiento", aseguran desde el organismo y explican que "una reducción de las barreras regulatorias domésticas a la iniciativa empresarial y a la entrada en el mercado, incluso en el ámbito de los gobiernos provinciales y locales, fortalecerá la competencia e impulsará los niveles de actividad"

 

También, instaron al gobierno argentino a "reforzar el funcionamiento y la autonomía económica de la Oficina Anti-Corrupción y garantizar recursos suficientes para que cumpla su cometido son medidas que mejorarían el entorno empresarial". 

 

En el estudio se señala que la integración de Argentina en la economía mundial es considerablemente inferior a la de otras economías emergentes, ya que "presenta elevadas barreras arancelarias que protegen a las empresas de la competencia internacional y a menudo impiden su integración en las cadenas de valor mundiales". 

 

Para promover la integración de Argentina en la economía mundial, la OCDE señala "la necesidad de reducir las barreras arancelarias y no arancelarias, comenzando por los bienes de capital y los insumos intermedios". Con la reducción de las barreras comerciales, aseguran, aumentaría el poder adquisitivo de los consumidores, en especial el de los hogares con bajos ingresos, y disminuirían los costos de insumos de las empresas. "Por otra parte, así también se obligaría a las empresas de industrias o sectores actualmente protegidos a incrementar su productividad", agregan. 

 

Explican desde la OCDE que estas reformas implican "desafíos para los trabajadores, ya que podría registrarse una movilidad del empleo entre empresas y sectores. No obstante, estos cambios en la estructura de la economía son necesarios, porque actualmente muchos puestos de trabajo se encuentran atrapados en actividades con escasas posibilidades de generar aumentos de productividad y subidas salariales. Por lo tanto, las políticas deben apoyar también a los trabajadores a lo largo de este proceso de transición". 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica