Economía & Regiones: Hay una sobreactuación de la ortodoxia

19 Mar 2019

La Consultora E&R emitió un informe donde advierte que el programa monetario del BCRA, que deteriora su balance "quebrándolo aún más", y las ventas de dólares generan "más expectativas de devaluación e inflación futura".  

 

El Presidente del BCRA realizó una serie de anuncios entre los que se destacan extender el objetivo de crecimiento cero de la base monetaria hasta fin de año; hacer permanente el sobrecumplimiento de la base monetaria alcanzado en febrero; eliminar el ajuste por estacionalidad previsto para junio; y establecer que los límites de la zona de no intervención cambiaria crecerán a 1,75% mensual durante el segundo trimestre del año.

 

En ese marco, la Consultora Economía & Regiones, dirigida por Diego Giacomini, realizó un informe donde afirma que estos anuncios no son positivos dado que son "una intensificación de lo que ya se venía haciendo" y "acrecientan la inconsistencia dinámica de la política monetaria". 

 

Así las cosas, considera que con estos anuncios "el gobierno está procurando prolongar la pseudo estabilización de corto plazo a expensas de encarecer la factura de los costos que la sociedad deberá pagar más adelante en el tiempo: más devaluación y aceleración inflacionaria" y alertan: "Esta factura llegará tarde o temprano y no dentro de mucho tiempo". 

 

Afirman que la estabilización del dólar se basa en una apreciación cambiaria artificial y no sustentable lograda a fuerza de LELIQs y sin credibilidad. "Puntualmente, la tasa de interés de las LELIQs subió de 43% a 64%, reflejando un debilitamiento de la demanda de dinero. Se necesita una tasa de interés cada vez más elevada para sostener un tipo de cambio cada vez más alto. El BCRA fija la cantidad de dinero colocando LELIQs y el mercado determina tasas de interés cada vez más elevadas. La demanda de dinero en sentido amplio se debilita; y su contrapartida es inexorablemente más apetito por el dólar y más inflación", explican y agregan: "Aún con expansión de base monetaria “cero”, hay que tener en claro que menos demanda de dinero es más dólar y más inflación". 

 

En el informe, Economía & Regiones analiza que "el público ya no creía en la actual política del Central y consecuentemente sus expectativas estaban totalmente desalineadas con los objetivos del BCRA. Esta falta de creencia no era gratuita. Primero, los agentes no bajaron sus expectativas de inflación lo “suficiente”; y luego las subieron. En este escenario con expectativas de inflación que no bajaron y luego subieron, la política monetaria des inflacionaria del BCRA no tuvo ningún beneficio, sino sólo costos. La inflación no bajó, la estabilidad cambiaria fue sólo pasajera y la tasa de interés no se redujo. Sin embargo, los costos estuvieron claros, y fueron mayores a los originalmente esperados. El nivel de actividad cayó, el desempleo aumentó, los salarios reales se cayeron y la pobreza creció más de lo esperado. Es decir, ningún beneficio y todos costos; típico de las políticas dinámicamente inconsistentes". 

 

Además, E&R advierte que el programa monetario deteriora el balance del Central y su patrimonio neto. Explican que si cada vez hay más Leliqs crece el pasivo del BCRA y se deteriora su patrimonio neto "y en un marco de tasa creciente y pasivos no monetarios que capitalizan todas las semanas, se agranda la cuenta de resultado negativo y el déficit cuasi fiscal. Los pasivos no monetarios remunerados (LELIQs + Pases) ganan peso relativo en el pasivo a expensas de la base monetaria. Todo este combo alimenta las expectativas de más devaluación e inflación". 

 

Recuerdan, a su vez, los riesgos económicos que asechan cuando se acercan las elecciones. "La gente siempre se fuga del peso, se va al dólar y sube el tipo de cambio. En el ciclo electoral 2011 las reservas cayeron -usd7.338 MM. En el ciclo electoral 2015 dicha caída trepó hasta usd9.527 MM. En ambos ciclos aumentó la formación de activos externos de los agentes económicos particulares. El ciclo electoral 2011 terminó en el cepo cambiario. El ciclo electoral 2015 terminó en la devaluación de 2016". 

 

Advierten que "todas las medidas anunciadas forman parte de los mismo, una sobreactuación de ortodoxia tendiente a intentar torcer las expectativas negativas de un mercado que ya no le cree nada". 

 

"El mejor ejemplo en este sentido es que se prometa trabajar para cambiar la carta orgánica del BCRA, dejando por escrito que el Central nunca más podrá asistir al Tesoro. Después, todas las otras medidas anunciadas son mensajes tendientes a convencer que el dólar va a estar controlado", explican. 

 

Concluye el informe que  "la actual política no llevará a buen puerto; y que el debilitamiento de la demanda de dinero, el aumento de las expectativas de devaluación y de inflación, el incremento de las presiones cambiarias y de la inflación observada ganan probabilidad de ocurrencia en la segunda mitad del año" algo que se agravará "en un escenario donde CFK se presenta como candidata a presidente". 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/10
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica