Venezuela encarna sin dudas el socialismo real

28 Nov 2018

El economista austriaco, Ludwig Heinrich Edler von Mises nació en Lemberg; 29 de septiembre de 1881, en este artículo abordaremos uno de sus principales trabajos: El socialismo: un análisis económico y sociológico (1922), estableciendo las similitudes con la el régimen socialista de Venezuela.

 

En el primer capítulo de su obra Mises señala: “La economía exige la paz y la exclusión de cualquier violencia”. Es decir, la propuesta liberal nos dice que, para que los individuos puedan dedicarse a comerciar, a realizar acciones voluntarias de intercambios, deben estar bajo un marco legal que respete la propiedad, el cual solo se alcanza en tiempos de paz. Sin embargo el gobierno socialista venezolano, está en constante lucha, en constante defensa contra enemigos imaginarios, batallando en una guerra económica inventada por ellos mismos desde hace ya varios años.

 

Mises sostiene que “La idea del derecho se va imponiendo difícil y lentamente; difícil y lentamente reprime el principio de violencia”. Pero, como el socialismo se aleja de esta idea del derecho y a medida que avanza aumenta la violencia, no es casualidad que ocurran incidentes como el de enero de este año, en el que una mujer de 18 años embarazada fue asesinada por un sargento mientras ella hacía fila para comprar pernil. Tampoco es casualidad que Venezuela registró 26.616 muertes violentas en 2017, según datos de Infobae.

 

En el apartado titulado propiedad colectiva de los medios de producción, Mises afirma que “el socialismo no tiene otro fin que hacer desaparecer la propiedad privada para hacerla propiedad social”. Y no, no es una exageración. Según datos de CEDICE, entre 2002 y 2013 más de 1.200 empresas fueron intervenidas. Empresas que pasaron a manos del Estado y hoy se encuentran sin producción. Una de las causas de la escasez y el hambre en dicho país.

 

Para Mises, el liberalismo “exige la libertad completa de opinión política y la organización del Estado conforme a la voluntad de la mayoría del pueblo”. Solo en 2017 se cerraron 50 medios de comunicación en Venezuela. La lista es más larga si incluimos todos los que se cerraron desde la Ley Resorte impulsada en 2007, la cual ha sido catalogada por la Comisión Internacional de Derechos Humanos como una “ley censura”.

 

En ese mismo capítulo Mises señala: “En los estados no democráticos un cambio de personas o de sistema de gobierno no puede tener lugar sino de forma violenta”. El CNE (organismo encargado de realizar elecciones en Venezuela) está viciado, no sólo porque su presidenta Tibisay Lucena es chavista y permite irregularidades en el proceso electoral, sino porque los mismos representantes internacionales que van a vigilar las elecciones suelen ser pro régimen, y aquellos independientes no son escuchados.

 

De igual forma, poco sirve que reconozcan que ha ganado la oposición, pues luego crean instituciones paralelas. ¿Cómo? Hace 3 años en medio de protestas la oposición logró obtener más escaños en la Asamblea Nacional de Venezuela. Sin embargo, hoy esos diputados no tienen ninguna clase de poder, pues el gobierno creó una institución paralela la “Asamblea Nacional Constituyente” cuyo presidente es el número 2 del chavismo, Diosdado Cabello.

           

Un solo artículo no alcanzaría para analizar toda la obra de Mises, ni como lo que escribió hace años sigue estando presente hoy, porque a diferencia de los vacíos en la obra de Marx, en Mises podemos encontrar cómo funciona realmente el socialismo, aun cuando los socialistas se rehúsan a aceptarlo.

 

*Daniela Araque es Coordinadora de Estudiantes por la Libertad Argentina. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/10
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica