Trump y Kim, cara a cara en un histórico encuentro

12 Jun 2018

La reunión cumbre se dio en la Isla de Sentosa, al sur de Singapur.  Tras el saludo ante las cámaras, los dos mandatarios mantuvieron una reunión a solas por 43 minutos. Para Kim Jong-un “el mundo verá un cambio muy grande”. 

 

 

 

A las 2:50 de la madrugada de nuestro país (las 13:50 hora local), el presidente Donald Trump y su par norcoreano, Kim Jong-un firmaron en Singapur el acuerdo más importante de la historia reciente. El encuentro dio comienzo a las nueve de la mañana, con el tan esperado apretón de manos entre ambos mandatarios, luego de recorrer el pasillo del Hotel Capellán Singapur rodeados de banderas de Estados Unidos y Corea del Norte. Entre comentarios amables, halagos mutuos y buenos augurios a futuro, ambos mandatarios aseguraron que “han dejado el pasado atrás”. Ante una conferencia de prensa previa a la reunión a solas, que duró 43 minutos, y previo a otra reunión ya con otros funcionarios de cada gobierno, Donald Trump ante las preguntas de los periodistas dijo estar muy asombrado por los resultados de la reunión. A su vez, el presidente norcoreano respondió algunas preguntas poco precisas a la prensa, que en sí es un hecho paradójico ya que Kim Jong-un no suele someterse a conferencias de prensa de ninguna índole.

 

Ya en el acuerdo, Corea del Norte asevera su firme e inquebrantable compromiso con la completa desnuclearización de la península. Sin dar una fecha límite para tal proceso. Paralelamente Estados Unidos se compromete a garantizar la seguridad del régimen. Dentro del documento también se establece una próxima reunión entre el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y su par norcoreano para continuar con el diálogo bilateral. Si bien en el documento se señalan varias propuestas e intenciones para reafirmar las relaciones entre ambos países y la paz en la península coreana, no hay fechas establecidas ni tiempos limites, hecho que provoca cierta incertidumbre por parte de expertos, ya que consideran al acuerdo como “demasiado genérico” e impreciso.

 

 El presidente Donald Trump viajó en compañía de Michael Pompeo, Secretario de Estado y uno de los grandes artífices de este acuerdo, el Jefe de Gabinete, John Kelly, y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton. Por su parte, el líder norcoreano viajó en compañía de su hermana, Kim Yo-Jong, y su hombre de suma confianza, Kim Yong-chol, quien fue el otro protagonista del acuerdo por el lado de Pyongyang, y visitó la Casa Blanca hace escasas dos semanas.

 

Un gran hecho anecdótico, fue que, primariamente, el contenido del acuerdo permanecería en secreto, dándose a conocer sólo pequeños detalles que anuncien sus firmantes. O uno que otro contenido que podría escabullirse de fuentes oficiales con la prensa. El punto es que, para la foto formal, Donald Trump exhibió la hoja con las firmas de ambos mandatarios, y de esa forma, mostró la hoja del acuerdo. Hecho que no pasó desapercibido para la prensa presente quienes no dudaron en revelar los detalles del acuerdo. Un fursio que no opaco el ambiente de júbilo de la reunión.

 

Luego de las sucesivas reuniones, y del almuerzo en conjunto con la comitiva, ambos presidentes se despidieron con un nuevo apretón de manos, este mucho más relajado que el primero, y quedando en el aire la invitación del Trump para que Kim Jong-un visite los Estados Unidos próximamente. Atrás parecen haber quedado la posición de Corea de Norte dentro de los llamados países del Eje del Mal, y las acusaciones sobre la extrema violación a los derechos humanos llevada a cabo por el gobierno de Pyongyang y su título de “el dictador más cruel” que Trump había calificado al líder norcoreano.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica