China pone en jaque a Venezuela: cortará el financiamiento al régimen

5 Jun 2018

Se debe al incremento de la inestabilidad política y social. Para Venezuela significa un golpe al financiamiento y a su imagen financiera internacional.

 

El gobierno de la República Popular de China, ha decidido cortar de manera inmediata el otorgamiento de créditos al gobierno de Venezuela, y de esa manera, truncar una de sus fuentes de financiamiento.

 

La decisión del gigante oriental, se debe a la inestabilidad política y social de Venezuela, que mina la sustentabilidad de sus inversiones en el país caribeño, y pone en jaque el cumplimiento de las obligaciones crediticias por parte de Maduro. Si bien desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, aseguraron que las relaciones financieras con Venezuela son perfectamente legales, desde instituciones privadas aseguran que miran con preocupación la situación del país, y aseguran que esta decisión es sólo una consecuencia de la realidad política venezolana.

 

Esta relación financiera a la que hace alusión el gobierno chino, se trata del otorgamiento de prestamos que, desde 2005 hasta 2016, rondan los u$s 62.200 millones, y que son devueltos en cargamentos de petróleo. La cuestión principal, es que al mayor portador de reservas de petróleo en el mundo, le ha sido difícil cumplir con esta obligación debido a la baja en el precio del crudo y a la caída de su producción por parte de PDVSA. Según los números expuestos por la petrolera estatal, en 2014 Pekin fue el destinatario de crudo equivalente a u$s14.371 millones. Número que en 2016 se redujo a u$s 5.803 millones. Estas cifras, junto con la creciente inestabilidad política y social de Venezuela, hicieron que China tomara esta determinación. Teniendo en cuenta que a PDVSA no sólo la perjudicó la merma del precio internacional del crudo, sino también problemas estructurales internos, con los cortes de energía que sufre, debido al deterioro del sistema energético del país.

 

Desde Pekin, no es la intención cortar toda relación con Venezuela. Expertos aseguran que el paso siguiente de China es ver cómo manejar la deuda, condonándola, o reestructurando el préstamo. La segunda opción sería la más viable, debido que de condonar parte de la deuda, eso significaría una aceptación implícita de la equivocación de China en la decisión de invertir en el país caribeño.

 

En China pretenden mantener su influencia en Venezuela, más precisamente en el sector petrolero, y continuar con los contratos pactados. El gobierno chino sabe el golpe que un explícito reconocimiento del incumplimiento de la deuda significaría a la ya decadente imagen internacional política, social y económica del país caribeño, y esto es lo que pretenden evitar. Sin embargo, las extremadamente fraudulentas elecciones presidenciales pasadas y el casi inevitable desconocimiento de la Organización de Estados Americanos del gobierno de Nicolás Maduro, no hace más minar su propia imagen y deteriorar aun mas la vida de millones de venezolanos. Situación que el gobierno de China no pudo más evitar pasar por alto.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica