En la poca memoria yace el peligro de la Patria

27 May 2018

Hemos sido testigos, desde que el Gobierno de Mauricio Macri anunció que buscaría la asistencia del FMI, de un sinfín de opinólogos relatando las catástrofes que esto traería. Sumado a esto, en las últimas semanas, un grupo de actores que se han visto bastante beneficiados por la política de billetera fácil que tenía el kirchnerismo -obvio, con la plata del contribuyente- indicando que "la Patria está en peligro" porque "volvemos al Fondo Monetario". 

 

 

En esa línea, este viernes, 25 de mayo convocaron a una manifestación en la Avenida 9 de Julio para repudiar dicha vuelta. 

 

Pudimos ver una vez más la ancha avenida convertida en un estacionamiento de micros pagados con dinero de impuestos de los municipios donde todavía gobierna el populismo, enquistado en el poder. Pudimos ver también como la 9 de Julio se colmaba de banderas kirchneristas, de asociaciones piqueteras y de izquierda, bajo la mirada de la madre del populismo, inmortalizada en ese edificio que debería ser tirado abajo por cualquier gobierno que se considere civilizado. La consigna caló hondo en esa marcha. La Patria está en peligro. 

 

Borges dijo una vez "Nadie es la Patria, pero todos los somos". ¡Que frase más espectacular! La idea de que nadie podía tomar para sí la entelequia que es la Patria, la Nación, es simplemente inentendible a los ojos del progresismo argentino. Basta comprobar que el 25 de mayo también se cumplieron 15 años de la asunción de Néstor Carlos Kirchner. 

 

Pero la pregunta permanece: ¿Está la Patria en peligro? Es lamentable, de verdad, tener que coincidir con estas personas, pero sí. La Patria está en peligro. 

 

Pero no es algo actual. 

 

La Patria estuvo en peligro cuando nacionalizamos el Banco Central en la década del 40, lo que nos trajo solamente inflación y descalabro monetario; estuvo en peligro cuando se permitió a Perón dar un golpe de Estado; estuvo en peligro cuando no pudimos resolver nuestras diferencias civilizadamente y los militares tuvieron que hacerse cargo del gobierno por décadas; estuvo en peligro cuando juzgamos a esos militares mas no a los grupos terroristas que asesinaron a miles de inocentes. 

 

La Patria estuvo en peligro cuando confiscamos los depósitos en 2001; estuvo en peligro cuando callamos el golpe planeado por la UCR y el Peronismo a De La Rua; cuando permitimos que Duhalde tomara las riendas del Gobierno en 2002 y se las entregara a Néstor Kirchner en 2003. La Patria estuvo en peligro cuando se generó una política populista, malgastando el ahorro de los argentinos en asistencialismo, fútbol y épica. 

 

Y ya que la Patria somos todos, debe decirse que estuvimos en peligro cuando permitimos que nos expropiarán nuestros ahorros al estatizar las AFJP; cuando estatizaron Aerolíneas Argentinas; cuando impusieron un relato único y fascista desde Fútbol Para Todos, pagado con nuestro dinero. Estuvimos en peligro cuando se nos quitó la libertad de disponer de nuestros ahorros a nuestro antojo e impusieron un cepo al dólar.

 

Estuvimos en peligro cuando se aprobó la Reforma Judicial; cuando ignoramos la malversación en los trenes y se nos fueron 52 compatriotas. Estuvimos en peligro cuando asesinaron a un fiscal de la Nación que había denunciado a la entonces Presidente días antes.

 

Estamos aún en peligro porque somos gobernados desde hace años por una corporación política que no hace más que vivir a costillas de nuestros impuestos y de la riqueza que generamos poniendo el alma cada día en nuestro trabajo. Corporación que causó incontables defaults y crisis de deuda, depreciación de la moneda y otras estafas no menores al pueblo argentino. En la impericia económica del Gobierno Macrista también existe peligro para nuestra Patria. 

 

Estamos en peligro porque la corporación judicial sigue haciendo lo que quiere sin control alguno. 

 

Sin embargo, la razón por la que todavía estamos en peligro, la razón por la cual la Patria está en peligro, nada tiene que ver con el Fondo Monetario Internacional. Sino con la falta de memoria de nuestro pueblo, que sigue soportando la estafa a la que es sometida una y otra vez; y simplemente agacha la cabeza y sigue. 

 

Es curioso que el 25 de Mayo haya sido la fecha que eligieron para manifestar el peligro en el que se encuentra la Patria, siendo ese el día en el que se dio el primer paso para que esta Nación sea libre. Una libertad que estamos empezando a recuperar, pero que si no estamos atentos y no actuamos con activismo cívico y sobretodo, con memoria de lo que vivimos, no tendremos nunca más. 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/10
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica