Los altos costos del populismo que permanece en Argentina

29 Apr 2018

Esta semana fuimos testigos de los altos costos que trae aparejado el engaño populista. El conflicto de las tarifas lo muestra en distintas aristas. Por un lado, si nos remontamos al origen del conflicto podemos ser testigos del daño que las políticas kirchneristas provocaron en nuestro aparato productivo creando un consumo artificial.

 

Podemos observar como entre 2001 y 2015 la inflación acumulada fue del 1.310%. En ese mismo período el aumento en las tarifas osciló entre un 1,5% y 5%. No sólo eso, sino que esos mismos que provocaron este descalabro, ahora afirman tener la solución y critican al gobierno de Cambiemos por el aumento. Después de todo, ese es el arma del populista, ¿verdad? Manipular a las masas para crear un enemigo público. Un enemigo del pueblo. 

 

Por otro lado, en su afán de complacer a la tribuna, la oposición en la Cámara de Diputados de la Nación, decidió tratar un proyecto que elimina el aumento de tarifas a los servicios públicos. Al tratar este proyecto, hicieron que el clima político se tensara tanto, que fue imposible tratar una ley mucho más necesaria nuestro país, como es la ley de Mercado de Capitales. Esa ley es condición necesaria para que en Junio entremos en el índice de países emergentes, abandonado el marginal grupo "fronterizo". Esto hará que miles de millones de dólares ingresen a la plaza local y fortalezcan nuestro débil mercado de capitales. Se eligió optar por el corto plazo en vez del largo. Por la especulación política en vez de la inversión. 

 

El verdadero precio, sin embargo, se vio el durante toda la semana en la perdida de reservas del Banco Central. Sergio Massa impulsó el impuesto a la renta financiera. Un impuesto que se sabe que recaudará poco pero que es políticamente correcto. Pobres contra ricos. Populismo de manual. El oficialismo, en su inocencia, estupidez o en su afán de captar un público que jamás lo votará, convalidó esta medida. Es este impuesto el que hizo que los fondos extranjeros desarmaran sus posiciones de Lebacs y se volcarán al dólar. El Banco Central, para contenerlo, se vio obligado a vender más de 3 mil millones de dólares de reservas en 3 días.

 

Todo esto parte de no haber tomado las medidas necesarias para encausar la economía en el momento adecuado. Si el gobierno hubiera tenido la determinación de achicar considerablemente el sector público, eliminar privilegios y achicar los impuestos; estaríamos en un escenario totalmente distinto. 

 

Sin embargo, el Gobierno sólo se conformó con actualizar las tarifas. En 2 años, el gobierno corrigió casi todo el atraso de 15 años que traían las facturas de los servicios públicos. En eso no hubo gradualismo. Para la clase media nunca hay gradualismo. Los contribuyentes deben levantarse, trabajar y pagar sus impuestos sin atrasarse ni un día. Los contribuyentes no tiene poder de lobby, no salen a la calle a las 10 de la mañana a interrumpir el transito. Simplemente trabajan y aportan. 

 

Para la corporación política, que no aporta nada, hay todo. Para los contribuyentes, que sostienen todo, no hay nada. ¿Cambiamos? 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica