Salir a experimentar lo tradicional, para nostálgicos y entendidos.

Resulta muy particular que un club de barrio, aquellos que a los millenials los distraía o hacia compartir vivencia con amigos del barrio, pudiera convertirse en un lugar de los mas solicitados para un buen almuerzo o una cena de grandes sabores. Hoy recorremos Club Palermo.

Situado en el barrio de Palermo, propiamente donde yacía el viejo bufete del club, se reconstruyo un espacio muy conservador, propio de los nostálgicos y amantes de los deportes. Sus paredes repleta de camisetas de todos los equipos o fotos autografiadas de boxeadores, tenistas, entre otros grandes héroes de las disciplinas deportivas decoran el sitio intentando transportarte a momentos y lugares específicos.

Todo esto cubierto de un entorno familiar, y sobretodo en marcado en un book de recetas súper tradicional. Cabe destacar que aún cuando los platos sean minutas, son de esos lugares donde no te arrepentís de pedir una milanesa napolitana con papas fritas. Sin embargo, si me preguntan a mi, me iría por el lado de las pastas, realmente exquisitas, y sin dudas de la mano del chef para los arroces con mariscos, paellas ;y las ranas fritas, el toque distintivo.

Puntos malos, no esperemos una gran atención por parte de los mozos y la demora a veces se siente. La fortaleza, además de sus platos, la carta de vinos que acompañan muy bien a los platos. Reserven si quieren ir, porque suele quedarse sin mesas.

Club Atlético Palermo queda Fitz Roy 2238 CABA. 

 

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica