Sturzenegger anticipa nuevas bajas de tasa

23 Jan 2018

El Presidente del Banco Central presentó el Informe de Política Monetaria, donde hizo un balance de su gestión y anticipó los escenarios económicos. 

 

 

Federico Sturzenegger tuvo semanas de tensión luego del anunció del cambio de las Metas de Inflación y la presión del Jefe de Gabinete para que baje las tasas de interés, lo que finalmente se concretó en la última licitación de Lebacs, aunque no en la medida que esperaba Peña. 

 

Sturzenegger se refirió al incumplimiento de las metas de inflación de este año, que estaban pautadas en 17% y la inflación se ubico finalmente en un 24,8% para el acumulado de 2017. Afirmó que  hubo "correcciones tarifarias que alejaron" al organismo de las metas sumado al relajamiento de las tasas de interés a finales del 2016 y principios de 2017. 

 

Indicó que el BCRA espera para el 2018 un aumento de 21,8% en los precios regulados (como tarifas, peajes o medicina privada), casi 17 puntos menos que el 38,7% que aumentaron durante 2017. 

 

Resaltó, sin embargo, que el 2017, "no solo fue un año con baja de la inflación, sino con un crecimiento (económico) sostenido y poco volátil, por lo tanto son dos elementos muy positivos".

 

En línea con la baja de tasas de las Lebacs, informó que "ese relajamiento en la política monetaria tiene que ver con el punto de partida, cómo arrancábamos 2018 y cómo arrancamos 2017" y agregó: "Hemos hecho ese proceso para quebrar la núcleo en los últimos tres a cuatro meses de 2017; entonces, si ese sesgo se mantiene, al mantener la tasa estarías aumentando el sesgo contractivo de la actividad. Entonces el Banco Central considera que hay un cierto margen en este momento para ir acomodando".

 

Advirtió, además, a las consultoras que no sobrestimen el impacto del aumento de transporte en los indices de inflación porque gracias al sistema polimodal no va a tener una incidencia muy grande.  

 

En relación al dólar, indicó que los argentinos "nos vamos acostumbrado a la volatilidad del tipo de cambio" y afirmó que es una "volatilidad buena porque nos permite absorber los shocks". 

 

Concluyó que las condiciones de inicio del 2018 "nos permite avizorar un proceso de desinflación que continúa" y que esas condiciones son "muy diferentes a las del 2017" con "una inflación núcleo que ya quebramos, con lo cual nos permite pensar que tenemos una tasa de interés real muy dura" y permite adelantar "un sendero cauteloso de acomodamiento de esa política monetaria". 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica