Presidentes sin coraje ante un pueblo que se muere

21 Jan 2018

Lamentablemente ya no hay otra forma de describirlo, porque lamentablemente el tiempo se acabó. 

 

Se acabó el tiempo del dialogo y el consenso. Se acabó el tiempo de la espera y empatia. Se acabó el tiempo y es hora de que Maduro y su régimen rindan cuentas.

 

Venezuela esta hundida en una crisis económica, política y humanitaria sin precedentes. El Régimen, de la mano de su ejecutor y verdugo, Nicolás Maduro, comete diariamente violaciones a los derechos humanos y a las libertades individuales de las personas. Esto se suma a la cantidad de presos políticos que se mantienen privados de su libertad por una justicia cooptada por el Poder Ejecutivo.

 

La corrupción llegó a cifras escalofriantes, mientras la gente debe hacer fila de horas para poder comprar alimentos en medio de la escasez y la desesperación. 

 

Mientras tanto, la gran parte de la oposición permanece inútil ante estos atropellos y ha legitimado mediante la participación de elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente, un ente que rompe con el Estado de Derecho y la división de poderes; al menos oficialmente, en los hechos estaba roto hace rato. 

 

Esto ha llevado, desde hace mucho tiempo, a la gente a manifestarse en las calles con respuestas violentas por parte de la dictadura, que no soporta ver a la gente rechazando su régimen basado en el socialismo. Un socialismo que, otra vez, ha probado su ineficacia, volviendo pobre a un país con una de las más grandes reservas de petróleo del mundo. 

 

Y no es que se haya aplicado mal. El socialismo en Venezuela, se aplicó a la perfección. Los resultados están a la vista. Demencia, decía Einstein, es intentar lo mismo una y otra vez, esperando resultados diferentes. 

 

En medio de esta escalada de tensión y violencia en las calles, Óscar Pérez, atacó desde un helicóptero con granadas sedes oficiales. Este 15 de enero, Maduro acabó con él. Las fuerzas militares de Venezuela, junto con los grupos paramilitares, que responden a la dictadura chavista, ejecutaron de forma extrajudicial a Óscar Pérez, quien está demostrado estaba dispuesto a rendirse al verse sitiado junto con 8 compatriotas más. 

 

¿Hasta cuando América Latina va a permanecer en este estado de inacción total? Las palabras ya no sirven este escenario. Se necesitan hechos. Estos hechos tienen que marcarle al resto de la comunidad internacional que los pueblos libres de América Latina, tanto su población como sus líderes, vecinos de Venezuela no soportarán una dictadura socialista, ni de ningún tipo, en su territorio. 

 

Es hora de aislar al régimen de Maduro. Asfixiarlo económica y políticamente. La población no puede sufrir más de lo que ya esta sufriendo. Los que se verán perjudicados serán los funcionarios y acólitos del régimen que gozan de privilegios que el resto de sus compatriotas no tienen. Es hora de que todos los países de América Latina rompan relaciones diplomáticas con la dictadura. Deben retirar a todos sus funcionarios diplomáticos de ese país. 

 

También, deben expulsar, inmediatamente, a todos los representantes de la dictadura y enviarlos devuelta a su país, donde seguramente una vez que se reinstauren la ley, el orden y el Estado de Derecho, serán juzgado junto con todos los demás. 

 

Llegó el momento de que los líderes de América Latina tengan el coraje de tomar estas acciones. Mientras una dictadura tenga apoyo diplomático, económico y político, no se va a terminar. Se debe poner fin a la dictadura que asfixia a Venezuela y le impide acceder a la libertad. 

 

Este lunes 22 de enero, el Grupo de Lima, conformado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú; se reunirá en Santiago de Chile. Este grupo debe encabezar este accionar político contra el régimen si quiere seguir teniendo autoridad moral para sugerir soluciones. 

 

Esperamos, en este 2018, ver un Canciller y Gobierno argentino con coraje, liderando estas acciones para que Argentina logre, aunque sea un poco, lavar su conciencia por haber apoyado y contribuido a la instalación de esta dictadura socialista. 

 

¡Viva Venezuela Libre! 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/9
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica