Una discriminación irritante

8 Jan 2018

Así define un informe de la consultora IDESA, desarrollado luego del anuncio de las subas de las tarifas, al hecho de que el 95% de los subsidios al transporte estén dirigidos al AMBA.

La semana pasada, el Gobierno anunció el aumento del esquema tarifario del transporte. La tarifa mínima, en el caso de colectivos, pasará a $8 en en febrero; $9,  en Abril y $10 en junio. En los trenes, pasará algo similar. La tarifa pasará entre febrero y junio de $4 pesos o $2, según las lineas, a $6,75 o $3,25, respectivamente. 

 

Según la Consultora IDESA, "los avances en la normalización de tarifas y la modernización del esquema tarifario organizándolo en formato de red de transporte van en el sentido correcto", pero remarcan que " no son las autoridades nacionales las que deben tomar estas decisiones y menos financiarlas" y que la Ciudad de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, en el caso del Cornubano, deben asumir "sus competencias". 

 

Afirman que tanto los aumentos como la instalación de la Red Sube, "además de mejorar los servicios, ayudan a reducir los subsidios económicos y, con ello, contribuir al equilibrio fiscal". Sin embargo, "no resuelve un tema institucional central que es el de las competencias". 

 

IDESA, según datos del ASAP, informa que los "a noviembre del 2017 los subsidios al transporte que financia la Nación ascendieron a $70 mil millones de los cuales: Unos $37 mil millones fueron a pasajes de colectivos fundamentalmente de la región metropolitana; y otros $29 mil millones fueron a trenes de la región metropolitana". Osea, un 95% de los subsidios nacionales van a la región metropolitana. 

 

Advierten que se trata de " una irritante discriminación contra los más de 2.000 centros urbanos que tiene la Argentina" y afirman que "quién debe tomar estas decisiones, financiarlas, ejecutarlas, monitorearlas y perfeccionarlas son las autoridades locales y no el gobierno nacional". 

 

Recomiendan que CABA se coordine con la Provincia de Buenos Aires para asumir enteramente el financiamiento, regulación y gestión del transporte en el AMBA. Como ejemplo citan un consorcio como es el "Metro" de Washington "onde el Distrito de Columbia y los estados de Virginia y Maryland conforman un consorcio llamado “Autoridad de Transporte del Área Metropolitana de Washington” para planificar, financiar, desarrollar y operar la red de transporte de la capital de Estados Unidos. Esto es lo que evita que el presidente de Estados Unidos tenga que ocuparse de los temas del transporte urbano de Washington". 

 

Resaltan que un acuerdo así tendría "alta trascendencia". Primero, porque "libera al Ministerio de Transporte de la Nación de tareas de “intendente”. No es una cuestiona menor cuando el desarrollo del país necesita con urgencia construir autovías en las rutas nacionales, modernizar las hidrovías, mejorar la eficiencia de los puertos, revitalizar el transporte ferroviario de carga y desarrollar una densa red de vuelos de bajo costo que una los diferentes destinos del país sin tener que hacer escala en Buenos Aires"; segundo, porque "disminuye los riesgos y las tentaciones de que futuros gobiernos hagan demagogia en beneficio de la región metropolitana usando fondos y funcionarios nacionales, como ocurrió en la gestión pasada". 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica