Todos los problemas, son problemas de educación

26 Dec 2017

El pasado 4 de diciembre ingresó a la Legislatura Porteña el proyecto de Ley impulsado desde la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, el cual es el inicio de la creación de la llamada “Universidad Docente” (UniCABA en el proyecto), misma que concentrará toda la gestión de la formación estatal docente de la Ciudad.

 

 

Según escuchamos a Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña el día de la presentación de este proyecto, las dos principales preocupaciones que impulsan la creación de la UniCABA son la falta de maestros en la Ciudad y el hecho de que la carrera actualmente no resulta atractiva para los jóvenes que finalizan el secundario. El problema se circunscribe pura y exclusivamente a la Ciudad de Buenos Aires, ya que entre 2004 y 2014 se duplicó la cantidad de egresados docentes a nivel país, pero son pocos los que logran finalizar los estudios en la Ciudad.

 

Investigando sobre lo positivo de este proyecto, me resultó sorprendente la cantidad de información contradictoria que circula por distintos portales respecto a la educación argentina, por un lado, y cómo todos los grupos de la llamada izquierda argentina, se mostraron absolutamente en contra de la UniCABA apenas fue anunciada. Por esto, paso a mostrar algunos datos dudosos, y los principales argumentos de la oposición que, en lugar de ayudar al desarrollo de la educación, son los que más están dificultando la implementación de políticas públicas educativas.

 

Según la Universidad de Belgrano, en el período 2003-2015, la matrícula escolar primaria estatal (cantidad de alumnos) se redujo un 12% mientras que los cargos docentes aumentaron un 19%, y según la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), uno de los principales factores que dificultan el trabajo docente es la excesiva cantidad de alumnos por aula. Ninguno de los informes publica cuáles fueron sus fuentes, ni las muestras utilizadas, ni el método, como para poder analizar más profundamente cuál de las dos afirmaciones es la verdadera.

 

Según un informe presentado por el Ministerio de Educación en el año 2017 los cargos docentes y las horas cátedra aumentaron casi todos los años y, entre los extremos del período 2006-2015, el incremento fue del 32,3% y 51,9% respectivamente. Estas variaciones no solo acompañaron, sino que superaron al crecimiento de los alumnos (11,8%), lo cual implica que, en promedio, se redujo el número de alumnos por docente. Podemos ver mejor los datos en el siguiente cuadro:

 

Y en el cuadro a continuación, se observa que serían 8 la cantidad de alumnos por docente en la Ciudad de Buenos Aires:

 

 

Ahora bien. A pesar de que la Nación y la Ciudad son gobernadas por el mismo partido, los datos estadísticos de la Ciudad no acompañan los que nos muestra la Nación en el informe anterior: en el siguiente gráfico observamos una caída exponencial de la cantidad de graduados docentes a partir del año 2008:

 

 

Siguiendo con las contradicciones, en el diario Clarín podemos leer con 5 días de diferencia, notas que se contradicen entre sí, en donde tampoco se aclaran las fuentes ni métodos utilizados para obtener los resultados que afirman: “La falta de docentes es un fenómeno netamente porteño. No sucede lo mismo en el resto del país, donde cada vez son más los jóvenes que se deciden por la docencia. En los últimos ocho años, creció más de 60% la cantidad de jóvenes que estudian en los institutos de formación docente. Pasó de 361.537 en el año 2007 a 607.553 en 2015” (Clarín 20 de mayo de 2017)

 

En cambio, el 25 de mayo leíamos: “Es cierto que los graduados secundarios están encontrando atractiva la carrera docente en los últimos años, eso hace que cada vez sean más quienes se inscriben en los numerosos Institutos donde se imparte esa formación, pero es preocupante observar que son muy pocos los que se gradúan”

 

Basándonos en datos tan disímiles, es muy difícil poder hacer un estudio verídico acerca de la situación docente en Argentina, lo cual no desprestigia ni quita la bondad del proyecto de la UniCABA: al contrario.

 

Como personas educadas, debemos hacer todo lo posible para mejorar año tras año la calidad educativa, comenzando por los maestros, que son quienes están al frente de todos los alumnos del país y se dedican, incluso más que las propias familias, no solamente a educarlos sino a formarlos en valores, frente a la ausencia y la desvalorización de la familia que vivimos en el país actualmente.

 

Para hacer más complicado el progreso del país, todas las organizaciones de la izquierda argentina, ya convocaron a distintas marchas y paros debido al proyecto universitario, argumentando que el “gobierno porteño no consultó con ellos a la hora de proponerlo” y que es un proyecto autoritario porque sale de un “gobierno neoliberal” (gobierno que invierte el 70% de su presupuesto en proyectos sociales), que quiere imponer su pensamiento y cooptar la educación pública: es contradictorio que digan que son los “defensores de la educación pública” cuando en los últimos años hubo más de 110 días de chicos sin clases debido a la ignorancia de estos supuestos defensores, que con malicia perjudican a aquellos alumnos de las escuelas públicas, de más bajos recursos, que necesitan y tienen derecho a la educación para poder progresar; y que al mismo tiempo exigen cada vez más presupuesto destinado a educación, pero cuando comienzan las obras, son los primeros en imposibilitarlas.

 

Domingo Faustino Sarmiento decía todos los problemas son problemas de educación. Debemos apoyar los esfuerzos que se hacen para mejorar la calidad educativa, mejorar la remuneración a los docentes, y formarlos y exigirles acorde a la tarea para la que tienen vocación: educar, formar, acompañar.

 

“Sin educación nunca seremos más de lo que desgraciadamente somos” José de San Martín

 

*Carla Nicole Alegre Magliocco es Licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad Católica Argentina. Analista de Presupuesto en Unidad de Ministro, del Ministerio de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires. Cursando la Maestría en Economía y Derecho de la Universidad de Buenos Aires. 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica