Atentado sangriento en Egipto

25 Nov 2017

El terrorismo se hizo presente una vez más. Esta vez, en Al Arish, una región egipcia. 

 

Este viernes, en una región de Egipto donde las autoridades están combatiendo al Estado Islamico, agrupación a la cual pertenecen los terroristas que con bombas y fusiles atacaron la mezquita Al Rawdah. 

 

El atentado dejó un saldo de 235 muertos y 125 heridos, según informó la agencia de noticias estatal. El atentado tuvo lugar este viernes, día consagrado a la oración en el islam, en una mezquita repleta de fieles en Bir al Abed, a 40 kilómetros al oeste de la ciudad de El Arish, epicentro de la franquicia egipcia del Estado Islámico en el norte del Sinaí.

 

Testigos aseguran que los terroristas hicieron estallar una bomba en la mezquita, adscrita al rito moderado sufí, considerado herético por el salafismo extremista, mientras varios hombres armados abrieron fuego de forma indiscriminada contra los fieles que huían tras la explosión. No es el primer ataque del Estado Islamico contra el sufismo. El año pasado, los jihadistas secuestraron y decapitaron a un líder sufí, al que acusaron de hacer magia, y raptaron a adeptos del sufismo que luego liberaron tras haberse "arrepentido".

 

Las fuerzas de seguridad de Egipto están combatiendo una campaña insurgente de Estado Islámico en el Sinaí, donde los extremistas han causado la muerte de cientos de policías y soldados desde que se intensificaron los enfrentamientos en los últimos tres años. Además, los insurgentes también han buscado expandir su campaña fuera de la región del norte de Egipto, lanzando atentados contra iglesias cristianas y peregrinos.

 

Desde el derrocamiento del Presidente Morsi, en julio del 2013, la región de Sinaí se transformó en el epicentro de violencia principal en Egipto y se convirtió en la filial del EI en ese país. Es que también operan en la frontera con Libia, grupos yihadistas, leales a Al Qaeda. 

 

El Presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi, convocó a una reunión de emergencia poco después del atentado. El gobierno decretó tres días de duelo tras el ataque, según la televisión estatal, tras lo que describió como el ataque terrorista más sangriento en la historia del país. El Presidente Al Sisi prometió responder con “una fuerza brutal” para “vengar a los mártires” del atentado. Al atardecer aviones de combate de la Fuerza Aérea lanzaron bombardeos masivos sobre zonas montañosas del norte del Sinaí próximas a Bir al Abed donde se sospecha que han podido ocultarse los autores del ataque.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica