El Pacto Fiscal y la Reforma Tributaria empeorarán los resultados macroeconomicos

23 Nov 2017

Así lo informa la consultora Economía y Regiones en un informe difundido.

Macri y los Gobernadores firmaron, hace unos días, un Pacto Fiscal donde se establecen una serie de pautas que cada parte deberá cumplir, donde la provincia más beneficiada termina siendo la Provincia de Buenos Aires; después de años de desactualización del Fondo del Conurbano. Al mismo tiempo, el Ministerio de Hacienda, presentó un proyecto de Ley de Reforma Tributaria, donde planea la eliminación de algunos impuestos, mientras establece la creación de otros. Tuvo mucha polémica el "impuesto al vino", algo que finalmente se descartó después de una negociación con el Gobernador de Mendoza. 


Sin embargo, no todos están seguros de que el gobierno este yendo por la dirección correcta. La consultora E&R, difundió un informe donde advierte que tanto el Pacto Fiscal como la Reforma Tributaria, serán beneficiosos "si y sólo si bajan la presión tributaria desahogando al sector privado en un marco de déficit fiscal financiero decreciente, es decir si hay una baja del gasto previa y mayor".


De esta reforma se debería esperar un "achicamiento del Estado, baja del gasto, reducción de los impuestos y disminución del déficit" para "desahogar al sector privado, incentivar la inversión, la creación de empleo y el crecimiento". Solo si surgen incentivos para que las empresas ganen más dinero, la Reforma Laboral sí serviría para crear puestos de trabajo, afirman desde la consultora. 

 

Por el contrario, advierten, si el Pacto Fiscal no logra bajar el deficit y la reforma tributaria no baja o elimina impuestos "las empresas continuarán sin poder ganar dinero " y la reforma laboral "difícilmente" sirva para la creación de nuevos puestos de trabajo. 


En este sentido, resaltan, "el combo Acuerdo Nación-Provincias y Reforma Tributaria agranda los problemas macroeconómicos de Argentina", porque se ve un aumento en el déficit fiscal de Nación, que es el principal problema que enfrenta la economía del país. Esto se debe a que el acuerdo firmado entre Nación y Provincias, aumentará el deficit fiscal en 59 mil millones de pesos, ya que Anses aporta 59 mil millones pero no se recorta el gasto por ese monto. "Puntualmente, en 2018 la Nación pierde aproximadamente $40.480 MM por el Acuerdo Nación-Provincias y $19.181 MM por la Reforma Tributaria", enfatizaron desde E&R."Más déficit fiscal es más deuda, mayor costo de capital, más impuestos y/o más impuesto inflacionario; todo lo cual atenta contra la inversión, la creación de puestos de trabajo, la demanda laboral, la mejora de los salarios y el crecimiento económico". 


Advierten, además, que la Reforma Tributaria que presentó el Gobierno días atrás, "prácticamente no baja impuestos", con lo cual difícilmente se creen estímulos positivos. Sin embargo, rescatan como aspecto positivo la reducción del impuesto a las ganancias para las empresas al 30% en 2019 y al 25% en 2021 y que se les permita computar parte del impuesto al cheque a cuenta del pago de ganancias; sumado a la reducción de los aportes patronales. Por otro lado, afirman "el resto de los cambios tampoco son lo significativo que se necesita", ya que se subirán los impuestos internos a algunos bienes de consumo y si bien se elimina el impuesto a la transferencia de inmuebles, se incluye en el impuesto a las ganancias a la compra-venta de inmuebles. Respecto del impuesto a las ganancias para empleados en relación de dependencia resaltan como negativa la eliminación del tope "aportes personales para salarios mayores a $82.000, lo cual equivale subir la tasa marginal de ganancias de 35% a 45%".

 

Concluyen, que "en términos agregados, la reducción de la presión tributaria alcanzará el 1,5% del PBI recién para el año 2022". Esto implica que recién en 23 años "alcanzaríamos la presión tributaria de América Latina y si queremos ser competitivos con la Alianza del Pacífico tendremos que esperar hasta el 2051".


La solución que encuentran es una sola: Achicar el estado. "La Reforma Tributaria no puede bajar impuestos, porque no se quiere aplicar la Reforma del Estado", afirman. "Primero hay que bajar el gasto para luego poder bajar impuestos" y son tajantes en advertir que si no se llevan a cabo reformas que achiquen el estado, para poder bajar el gasto y, a su vez, los impuestos, "lo más probable es que Argentina continúe asfixiada fiscalmente".

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica