Venezuela en default, Rusia al rescate

15 Nov 2017

Este fin de semana se cumplieron los 30 días sin que se efectuaran los pagos, por lo cual, Standard & Poor's rebajó la deuda soberana de ese país a "suspensión de pagos".

 

 

 

La calificadora de riesgo S&P notificó que Venezuela entró en default este martes luego de que el país dejara de pagar los intereses por 200 millones de dólares correspondientes a los cupones de los bonos con vencimiento en 2019 y 2024. Maduro ya había anticipado que haría una reestructuración total de la deuda de Venezuela. El monto a refinanciar es de más de 90.000 millones de dólares, alrededor de la mitad del total de la deuda externa.

 

Un país es considerado en cesación de pagos o ’default’ cuando incumple total o parcialmente con sus acreedores. Estos pueden ser locales o extranjeros, e incluso organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI). Este sería el caso de Venezuela, que hasta ahora venía pagando puntualmente, pero la caída de sus ingresos provenientes del petróleo, la hiperinflación y la recesión están impidiendo el cumplimiento y obligándolo a una renegociar condiciones con plazos mas largos. Venezuela tiene una deuda total cercana a los 150.000 millones de dólares, con abonos anuales cercanos a los 10.000 millones.  

 

Aunque los acreedores salieron decepcionados de la cita, que duró 25 minutos y no incluyó ningún tipo de propuesta concreta para renegociar, el Gobierno consideró que "inició con rotundo éxito el proceso de refinanciamiento de la deuda externa". El vicepresidente Tareck El Aissami, principal negociador, prometió la creación de mesas técnicas para "evaluar propuestas" en próximas citas, sin dar fechas. La dictadura, por supuesto, culpa de esta situación a la "persecución financiera" comandada por Washington. "El default nunca llegará", había dicho el domingo.

 

Esta situación llevó a Venezuela a firmar un acuerdo con Rusia para reestructurar su deuda. Esto es porque en 2011, el gobierno ruso había otorgado un préstamo a la dictadura chavista de u$s 4.000 millones para financiar suministros de productos industriales rusos y en 2014 Caracas solicitó la prolongación del plazo. En septiembre de 2016, el gobierno ruso aprobó un proyecto de protocolo para enmendar el acuerdo crediticio con Venezuela que supone la consolidación de la deuda de u$s 2.480 millones. 

 

En lo que queda de 2017, Venezuela tiene otros vencimientos por unos 1.470 millones de dólares, y el año entrante deberá pagar unos 8.000 millones de dólares. Actualmente sus reservas son de 9.681 millones de dólares. 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica