Purga e incertidumbre en Arabia Saudita

14 Nov 2017

Once príncipes, cuatro ministros en actividad y decenas de antiguos ministros han sido detenidos en Arabia Saudí en la noche del sábado pasado, acusados de corrupción. Están detenidos en el hotel 5 estrellas Ritz-Carlton. 

 

 

 

La purga, sin precedentes en el reino, ha sido orden de un comité anticorrupción formado apenas horas antes bajo la presidencia del príncipe heredero Mohamed Bin Salmán, conocido como MBS. El nuevo comité tiene derecho a investigar, detener, prohibir viajar, congelar haberes, rastrear fondos y bienes de individuos implicados en prácticas corruptas, según establece la proclama real. Además del príncipe heredero, forman parte del mismo, el presidente de la Comisión de Vigilancia e Investigación, el presidente del Departamento Nacional Anticorrupción, el jefe Oficina General de Auditoría, el Fiscal General y el Jefe de la Seguridad del Estado. Ha reabierto el caso de las inundaciones de Yeddah de 2009, que dejaron 122 muertos y 350 desaparecidos, y el del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, que se identificó por primera vez en 2012 en Arabia Saudí.

 

El hijo favorito del rey Salmán, que ha ido escalando posiciones desde la llegada al trono de su padre en enero de 2015 y por medio de un decreto éste lo nombró príncipe heredero en junio, se ha lanzado a una ambiciosa campaña de modernización y de transformación de su país. La lucha contra la corrupción puede resultar muy popular entre los saudíes que a menudo se quejan de los abusos de los poderosos.

 

Lo presentó al mundo como parte de una campaña anticorrupción, pero los analistas coinciden en que se trata de un plan de Mohammed bin Salman, el heredero del trono de Arabia Saudita, para consolidarse como el hombre más influyente del reino, dado que muchos de sus planes resultan controvertidos entre la conservadora sociedad del reino. Por ejemplo: luchando con la caída de los precios del petróleo, enfrentando la rivalidad de Irán, combatiendo una guerra en Siria y otra en Yemen, y liderando un bloqueo contra Qatar. Ya el año pasado reveló una serie de medidas destinadas a llevar reformas económicas y sociales a un reino que depende casi exclusivamente del petróleo. Se dice que Mohammed bin Salman es popular entre la generación joven.

 

Hace unos días comité anticorrupción que lidera llevó a cabo el arresto de 11 príncipes, cuatro ministros y docenas de ex ministros. Entre los detenidos al príncipe Alwalid Bin Talal, uno de los hombres más ricos del mundo que a través de Kingdom Holding tiene inversiones en compañías de lo más diverso, entre ellas Citigroup, 21st Century Fox, Twitter y Apple. También esta detenido el Mited Bin Abdullah, que había sido considerado en su momento, como posible competidor a MBS para acceder al trono.

 

Expertos en asuntos de Medio Oriente señalan que las políticas y acciones que están siendo llevadas a cabo por el príncipe MBS reflejan solamente "un intento por centralizar el poder político y económico en su figura más allá de las medidas en si". Afirman que su estilo "poco ortodoxo y tradicional", mezclado con "alianzas internacionales" y "crecimiento exponencial de su influencia dentro de la administración saudí", demuestran un panorama de incertidumbre por los destinos políticos del Reino.

 

Este jueves, el Presidente de Francia, Emmanuel Macron visitó Arabia Saudita y se reunió con MBS, lo que los expertos interpretan como una "fuerte señal de apoyo". Macron busca realzar su rol como mediador en las crisis paralelas en Líbano e Irán que han traído tensión a la región. Es que el otro motivo del viaje de Macron a Riad, para su primera reunión con Bin Salmán es Líbano, en crisis por la confusa renuncia de su primer ministro, Saad Hariri, desde Arabia Saudita. “No voy a comentar decisión de Hariri”, insistió el Presidente Francés, y afirmó que "la prioridad de Francia es la estabilidad de este país y la fortaleza de sus instituciones".

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/10
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica