Reforma laboral en puerta

2 Nov 2017

Se conoció un borrador de la reforma laboral que planea el gobierno. Ya circula en los sectores empresarios y sindicales. Marca varios ejes que sin duda requerirán de mucho debate legislativo.

 

En primer lugar, hace foco en el blanqueo laboral, algo que según fuentes ya está consensuado con todos los sectores. El blanqueo duraría un año en total. Sin embargo, en los primeros 6 meses tendría costo cero para regularizar fecha de ingreso y sueldo. Pasado ese plazo, los que blanqueen durante los siguientes 180 días restantes tendrán una condonación del 70% de la deuda. Promueve la extinción de la acción penal y la exención de cualquier multa administrativa por la contratación informal de trabajadores. Se podrán blanquear empleados que trabajen de manera irregular con fecha anterior a la sanción de la ley, con excepción del personal doméstico. A los trabajadores que hayan sido blanqueados se les reconocerán 5 años de aportes previsionales, calculados sobre la base del salario mínimo, en una moratoria, donde habrá diversas formas de pago que incluyen un pago a cuenta del 6% y después 60 cuotas mensuales con un interés, del 0,75% mensual. También contempla penas para los que no blanqueen o si se registran salarios inferiores a los que realmente registra el trabajador. En cuestión de los aportes patronales, se impulsa una reducción gradual, salvo los destinados a las obras sociales sindicales que no se verán afectados. En 2018 no se pagarán cargas por los primeros $2.300 del sueldo e irá modificándose hasta finalizar en 2022 donde el monto llegará a $11.500 en bruto.

 

El otro eje que aborda tiene que ver con la definición de “trabajo” prevista en la ley de Contrato de Trabajo. Según la ley actual el concepto de trabajo “Constituye trabajo, a los fines de esta ley, toda actividad lícita que se preste en favor de quien tiene la facultad de dirigirla, mediante una remuneración. El contrato de trabajo tiene como principal objeto la actividad productiva y creadora del hombre en sí. Sólo después ha de entenderse que media entre las partes una relación de intercambio y un fin económico en cuanto se disciplina por esta ley.” A esta definición, le suma: "la cooperación entre las partes para promover esa actividad productiva y creadora constituye un valor social compartido, generador de derechos y deberes recíprocos, y una regla esencial de ejecución del contrato". Se trata de una igualación de roles entre empleador y trabajador, a contramano de la jurisprudencia que asigna debilidad al trabajador respecto del empresario. El proyecto le brindaría facilidades a la tercerización, que no está regulado hasta el momento e incluirlo bloqueará las demandas por solidaridad contra las empresas de una actividad principal que tercericen los siguientes rubros: limpieza, seguridad, mantenimiento general, servicios médicos y de higiene y seguridad en el trabajo, gastronomía e informática "que se efectúen en el establecimiento de explotación". Además, un trabajador podrá renunciar a contratos individuales superadores de los colectivos. Es decir, si un asalariado convino con su jefe un aumento por encima del promedio tras aceptar un cargo con mayor responsabilidad, de sancionarse la ley podrá resignarlo. Incluso, facilita al empleador a realizar cambios en la manera de trabajar del empleado o en las tareas que este realiza, siempre y cuando “esos cambios no importen un ejercicio irrazonable de esa facultad, ni alteren modalidades esenciales del contrato, ni causen perjuicio material ni moral al trabajador”. Habilitará, además, la creación por convenios colectivos de "bancos de horas" que, en definitiva, pondrán límites a las horas extra con el fin de hacer más eficientes los tiempos de trabajo. Crea, finalmente, la figura del "trabajador independiente" que podrá tomar hasta cuatro "colaboradores" despegados de las modalidades habituales de contratación.

 

Un dato relevante es que extiende las licencias por paternidad para los hombres, a 15 días, por matrimonio, a 10 días; por muerte de cónyuge, padres o hijos, a 3 días, y de un hermano, a un día. Las licencias por examen tomarse de dos días con un máximo de 10 días totales por año. Agrega, además, la posibilidad para el trabajador de solicitar 30 días corridos por año calendario sin goce de haberes, mas allá de las vacaciones. Legisla la jornada parcial para los trabajadores que tengan a su cargo niños menores de hasta 4 años pueden programar y acordar con el empleador una reducción transitoria de su jornada laboral para el cuidado de menores, percibiendo una remuneración proporcional.

 

El proyecto también incluye un apartado para las indemnizaciones, modificación muy pedida por empresarios del sector pyme sobretodo. Establece un mes por año trabajado o fracción mayor a 3 meses, quedando excluidos el aguinaldo, las horas extra, comisiones, premios y/o bonificaciones, compensaciones de gastos. Asimismo, establece un tope. El Ministerio de Trabajo publicará los diferentes promedios de acuerdo a las escalas salariales de cada Convenio Colectivo de Trabajo. La posibilidad de iniciar demandas, que hoy prescribe a los dos años, lo hará al año.

 

El proyecto crea una figura nueva, llamada Fondo de Cese Laboral. Con esta figura las entidades representativas de los empleadores, junto a las asociaciones sindicales, pueden establecer este fondo para asumir la cobertura en materia de preaviso y despido sin causa, que sustituye y reemplaza al empleador en el cumplimiento de la indemnización. La administración de este fondo, de adhesión voluntaria por parte del empleador (quien deberá pagar el aporte obligatorio mensual), deberá ser hecha por un ente sin fines de lucro, que deberá informar al trabajador todas las inversiones que realice. El trabajador podrá percibir su indemnización del fondo en un solo pago, o de manera parcial y periódica.

 

Para fomentar el empleo joven se creará una nueva versión de la Ley de Primer Empleo para jóvenes que no cumplieron los 24 años y que estén desocupados, en la economía informal o que provengan de hogares vulnerables, o con estudios obligatorios incompletos; para quienes habrá formación profesional, ayuda económica mensual, que puede ser parte del salario en caso de que sean contratados por una empresa, que deberá pagar la diferencia. También habla de la transición entre el sistema educativo y el trabajo. Se crea entonces el Sistema de Prácticas Formativas en Ambientes de Trabajo y Producción de Bienes y Servicios, dirigido a estudiantes secundarios, terciarios y universitarios. Las prácticas "serán exclusivamente formativas y no de carácter productivo. En ningún caso tomarán el puesto de los trabajadores. Las empresas que no cumplan con esta premisa van a ser sancionadas. Ofrecer este tipo de prácticas es de carácter obligatorio en las empresas del sector público nacional o donde el Estado Nacional participa como accionistas.

 

 

En otros rubros, legisla el seguro de desempleo, que constará de prestaciones dinerarias durante 9 meses y "financiamiento de la movilidad geográfica para el traslado de trabajadores". Para quienes participen de los programas y obtengan empleo, habrá una prestación dineraria por seis meses que se puede computar como parte del salario, y por 9 meses para los mayores de 45 años. Además, Las sumas no remunerativas quedan prohibidas, algo que se intentó durante muchos año sin éxito, ya que la promesa de inflación hizo que los convenios incluyeran estas sumas. Como corolario, prevé la Creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud, poner un freno a los juicios iniciados por afiliados para la obtención de prácticas médicas o remedios no contemplados en las coberturas de esas prestadoras. Según el proyecto los dictámenes de la agencia tendrán "carácter vinculante". Su función será "producir informes técnicos sobre la oportunidad, forma y modo de la incorporación, utilización y exclusión de tecnologías sanitarias", "tomar intervención con carácter previo de cualquier práctica, procedimiento o cobertura en general del Programa Médico Obligatorio, la canasta de prestaciones que se determine para el sector público o los que en el futuro los reemplacen, de acuerdo a lo que se establezca en la reglamentación pertinente", y también "impulsar la creación de redes de información y capacitación en evaluación de tecnologías de salud". Promete ser una institución con integración plural, de académicos, especialistas, asesores de sindicatos y prepagas, y de negociación constante entre todas las corporaciones involucradas en los sistemas de salud.

 

Será cuestión de tiempo nada más para observar si estos cambios se llevan a cabo con un Congreso mas plural pero todavía sin mayorías definidas donde las negociaciones serán cruciales. "Todos tienen que ceder un poco" dijo el Presidente. Quizás sea el tiempo de la política para ceder. 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica