El fracaso de la libertad en Venezuela

1 Nov 2017

Venezuela tiene una realidad muy compleja: en horas, su rumbo puede cambiar de pies a cabeza, inclusive dentro de la misma oposición. Venezuela está absorta por estos días, observando cómo la otrora fuerza de la oposición se quiebra y de alguna forma se arrodilla ante el régimen de Nicolás Maduro.

 

Con una clara “política de la improvisación” y una falta de ruta firme para salir de la dictadura -que hoy escribe con sangre de inocentes los capítulos más oscuros de la historia de Venezuela y Latinoamérica-, la política venezolana se ha enmarcado durante los últimos años en la pérdida total de una lucha ideológica.

 

Hace tres meses veíamos un liderazgo de calle con los partidos más jóvenes: Voluntad Popular, Vente Venezuela, Primero Justicia, Alianza Bravo Pueblo entre otros, partidos que conformaron en su momento la MUD.

 

¿Pero dónde y cómo empieza el quiebre de la MUD?

 

La falta de credibilidad, traiciones internas, malas decisiones, posturas recriminatorias hacia los mismos aliados y la falta de liderazgo sólido generaron el quiebre de la oposición:

  • Hace un mes, Acción Democrática le dio un giro de 180 grados al tablero cuando anunció su participación en las elecciones regionales, generando de esta forma descontentos de la ciudadanía hacia la MUD.

  • Enrique Capriles renunció a la Mesa de la Unidad Democrática luego del proceso electoral donde de 18 gobernaciones, 23 fueron ganadas por el oficialismo.

  • Cuatro gobernadores opositores del partido Acción Democrática (AD); Laidy Gómez del estado Táchira, Antonio Barreto Sira de Anzoátegui,  Alfredo Díaz de Nueva Esparta y Ramón Guevara de Mérida. decidieron juramentar su cargo ante la ilegitima Asamblea Nacional Constituyente, dándole entidad y legitimidad al juntarse con el presidente actual, Nicolás Maduro, decisión que fue considerada como una traición.

  • María Corina Machado retiró su partido Vente Venezuela de la coalición por no estar de acuerdo en participar en las pasadas elecciones regionales.

  • Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y dirigente de Primero Justicia, adelantó que no se presentará en las elecciones para elegir alcaldes y el preso político Antonio Ledezma, del partido Alianza Bravo Pueblo, adelantó esta semana que tampoco lo hará su partido.

Estas grandes pérdidas en la oposición dejan ver las costuras deshilachadas de una división total en la coalición antichavista venezolana. No es una exageración decir que la oposición en Venezuela atraviesa uno de los peores momentos de su historia. El  efecto dominó empieza a sentirse y suma adeptos. Luego de estas renuncias, algunos partidos de la oposición señalaron que no participarán de los comicios municipales que se llevarán a cabo a finales de este año.

 

Mientras tanto, la ciudadanía mira incrédula cómo la MUD se desintegra a costa de sus intereses, la falta clara de liderazgo y la guerra de egos que muchos estadistas premonizaban cuando se conformó la Mesa de Unidad. Esta situación está  dando lugar a un quiebre peligroso y a un juego perverso que lo único que hace es separar más y más a la ciudadanía, la cual comienza a sentirse usada.

El pueblo venezolano, aquel que se mantuvo en las calles cuatro meses con cientos de muertos (solo entre abril y julio la represión contra la rebelión popular dejó 125 muertos, miles de heridos y un sinfín de detenciones que se suman a los más de 400 presos políticos), descree de las intenciones de unión en favor de sacar adelante a un país sometido por la depredación de los de adentro y la MUD no logra explicar a la comunidad internacional- que los apoyó incansablemente este año- por qué no acudirán a elecciones luego de afirmar que en Venezuela debían abrirse caminos electorales.

 

Al pueblo ya no le importa si juramentaron cuatro gobernadores legitimando de esa forma una Constituyente ilegal. Ya no le importa que Capriles haya renunciado a la MUD, o que María Corina Machado y Leopoldo López se alejen de la Mesa de Unidad. Lo que importa es que Venezuela está demostrando que no tiene un líder creíble ni mucho menos capaz de terminar con tanta tiranía.

 

¿Entonces? Los venezolanos están mirando hacia adentro, buscando un líder que claramente no existe, y se están olvidando de dar vuelta la mirada para centrarse en aquellos que decidieron exiliarse.

 

Después de dejar en contexto toda la situación interna, cabe hacernos una pregunta más:

 

¿Será que quienes deban llevar las riendas de la nueva Unidad están en el exilio?

El futuro de Venezuela, está fuera de Venezuela.

 

Para lograr resultados distintos deben realizarse estrategias distintas y si dentro de la misma oposición existen contratiempos, ¿por qué no apoyarse en los miles de venezolanos que han tenido que emigrar o los cientos de líderes de todas las edades que hoy se encuentran en el exilio? Hay que llevar al siguiente nivel el activismo político y que una nueva dirigencia se construya  desde afuera para llevar una lucha de verdadera mayoría adversaria al régimen de Maduro, que hoy está diseminado en el mundo entero. No hablamos de construir un candidato presidencial, sino un nuevo líder nacional e internacional, alguien que recupere la credibilidad entre los ciudadanos dentro y fuera de las fronteras.

 

La corrupción es un cáncer provocado por el populismo y Latinoamérica es una enferma terminal a la que le urge un tratamiento urgente y efectivo. Venezuela no está exenta y tiene los días contados.

Se necesita un líder capaz y honesto que construya una nueva política, que la revalorice y modernice para asi convertirla en un nuevo instrumento para cambiar la realidad de Venezuela. El gobierno, sin proponérselo, sigue dividiendo a la oposición.

 

Mientras termina esta nota, el gobernador electo y opositor Juan Carlos Guanipa del estado de Zulia fue despojado de su cargo por no aceptar juramentar ante la ilegal Asamblea Nacional Constituyente.

 

 

*Coordinadora Red Ser Fiscal CABA. Coordinadora de la Comisión Políticas de la Juventud y miembro de la Comisión de Solidaridad Democrática Internacional del Consejo Consultivo de la Sociedad Civil de Cancillería Argentina.Observadora Electoral Internacional - OEA. Nota escrita en colaboración con Bárbara Perdomo (Exiliada Venezolana en Argentina)

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/8
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica