Luego de pagar impuestos, un productor obtiene sólo 9% de margen

13 Apr 2020

La Bolsa de Comercio de Rosario realizó un informe donde muestra que cada hectárea de trigo-soja 20/21 en zona núcleo aportaría en impuestos casi el 40% del valor bruto de exportación. El margen para el productor, luego de impuestos, sería del 9%. 

 

 

 La Bolsa de Comercio de Rosario realizó un informe donde muestra que cada hectárea de trigo-soja 20/21 en zona núcleo aportaría en impuestos casi el 40% del valor bruto de exportación.  

 

En este informe, realizado por Julio Calzada y Sofía Corina, se analizaron los posibles márgenes brutos y netos que surgirían del cultivo combinado trigo- soja 2da en la región núcleo para la próxima campaña 2020-2021;  suponiendo que un productor está pensando en cultivar 100 hectáreas a 150 km de distancia de los puertos y/o fábricas del Gran Rosario y que podría llegar a obtener un rinde de aproximadamente 40 quintales por hectárea en soja y el de trigo 30 quintales por hectárea. 

 

"La combinación trigo-soja 2da estaría dando márgenes brutos y netos positivos aunque acotados con el altísimo riesgo e inversión realizada, tanto en campo propio como alquilado. Se observa un margen neto de 115 U$S/ha en campo alquilado a 16 qq fijos por ha", afirman los autores. 

 

Destacan el "acotado margen neto" que obtendría el productor arrendatario de la región núcleo. "Luego de pagar todos los impuestos lograría apenas un 9% del total de los ingresos brutos que percibe por la venta de su producción (rinde por precio de venta estimado de la mercadería)", explican. 

 

Por otro lado, afirman que el peso de los impuestos en campo propio es alto. "Si valuamos la producción que generaría ese campo de 100 hectáreas de la zona núcleo argentina utilizando el precio FOB de exportación del trigo y la soja, cada hectárea generaría cerca de 1.762 U$S de divisas genuinas. A nivel tributario, ese campo pagaría 419U$S en concepto de retenciones y un total de 658 U$S/ha computando todos los tributos: DEX, Imp. a las ganancias, bienes personales, inmobiliario rural, etc.", detalla la BCR. 

 

"De esta forma lo pagado en diversos tributos representa el 37% del valor bruto de exportación que genera ese campo, una cifra elevada. Todo esto sin contar el resto de los impuestos que paga indirectamente el productor por la compra de insumos, contratación de servicios.  Además, no se computan además los tributos que pagan el resto de los actores de la cadena: contratistas, vendedores de insumos, corredores, acopiadores", continúan. 

 

El informe también compara los 284 dólares por hectárea que obtiene finalmente el productor en campo propio como margen neto, contra los 658 dólares por hectárea que ese campo paga por impuestos, tasas y contribuciones. "Muestra la presión tributaria que sufren estos cultivos. Otro tema importante es el aumento que ha sufrido la tributación del Impuesto a los Bienes Personales con el último cambio normativo en diciembre de 2019. En este caso hipotético el impuesto a pagar por el productor se ubicaría aproximadamente en los 57 U$S por hectárea", concluyen. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/9
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica