Proponen usar dinero del FMI para eliminar las Leliqs

6 May 2019

Javier Milei y Diego Giacomini elevaron una propuesta que consiste en pedirle al FMI U$S 20 mil millones para sanear el balance del BCRA, eliminando las Leliqs. 

 

Los economistas Javier Milei y Diego Giacomini difundieron un informe donde proponen cancelar las Leliqs, dado que "reduciría gran parte de la inconsistencia dinámica de la política monetaria, permitiendo que no haya permanentes cambios que destrozan la reputación y credibilidad del BCRA". 

 

"No hay nada mejor que mejor que usar los dólares para eliminar las Leliqs", aseguran los economistas, puesto que "no hay con que pagar" estas letras y son "una promesa de emisión futura".  

 

De acuerdo al informe presentado, dicha eliminación se debería hacer negociando un préstamo de 20 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional. 

 

Afirman que "limpiar las LELIQs elimina por completo la promesa de emisión monetaria futura que en el actual marco de expectativas racionales bajo el cual el público forma sus expectativas de devaluación e inflación" y ocasionaría que dichas expectativas se "desplomen" dando lugar a que baje la inflación observada, dado que "la clave para bajar la inflación 'en serio' es que el BCRA convenza a la gente que la inflación bajará 'en serio'; y que la gente le crea. Aquí entra el tema crucial de la credibilidad y reputación". 

 

Milei y Giacomini explican que "la credibilidad que puede tener una política desinflacionaria es tangible, y está expresada en los números de la hoja de balance del Banco Central. La inflación es un fenómeno monetario que se relaciona con los pasivos del banco central y su capacidad de afrontarlos. Si el Banco Central tiene 'con qué' honrar los pasivos monetarios, su credibilidad tiende a ser mayor, y en consecuencia crece la probabilidad que su política desinflacionaria sea exitosa". 

 

Un efecto adicional que tendría este programa es que permitirá "que la tasa de interés baje, cortando su impacto negativo sobre el nivel de actividad".

 

Por otro lado, manifiestan que no sirve que el BCRA use reservas de libre disponibilidad para intentar frenar al tipo de cambio dado que estas reservas, depende de cuanto venda por día el BCRA y cuando se inicie con esta operatoria, se acabarán entre julio y agosto, antes de las elecciones. 

 

Concluyen en que "los saltos del dólar y la sostenida y creciente inflación, más allá de los “gatillos” coyunturales, son en esencia la contracara de un BCRA quebrado. En este sentido, está claro que, si no hay un saneamiento del balance del BCRA, sólo se puede esperar más devaluación y más inflación en el futuro". 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/9
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica