El presente y futuro del Partido Libertario

28 Mar 2019

Es evidente que existe un vacío de información de parte de la audiencia general en cuanto al Partido Libertario. La imagen visible de la agrupación son sus redes que, más allá de fotos de eventos, reuniones y actividades públicas, no dicen mucho de lo que sucede detrás de cámara, el modo de trabajo y la estructura y mecanismos subyacentes. Tanto es así que la opinión pública generalizada es muy variada, algunos lo consideran un grupo de pibes en redes sociales, y otros reconocen, quien más o quien menos, una organización extensiva. Es el interés de esta nota dar un panorama de cómo se ha ido desarrollando el Partido Libertario en el último tiempo, qué perspectivas existen y cómo se perfila para el futuro en el corto, mediano y largo plazo. Todo esto, tomando a Santa Fe como ejemplo dada la participación allí de quienes escriben esta nota.

 

 

 El proyecto en Santa Fe arranca en marzo de 2018 con una reunión de seis personas que organizaron juntarse al finalizar la presentación del libro de Javier Milei, Desenmascarando la Mentira Keynesiana. La conclusión de esa reunión fue que no se sabía qué se iba a poder hacer, ni cómo, pero que se continuaría con las reuniones. Fue así durante un tiempo, y gracias al poder de las redes sociales, que el grupo fue creciendo, bajo la única premisa de seguir reuniéndose una vez por semana a debatir ideas y hablar de los principios del liberalismo.

 

Se puede decir que la piedra angular de la actividad de la agrupación en Santa Fe es el debate de ideas, abierto y libre para todos. Estas reuniones de debate no tienen ningún filtro para participar, ni ideológico, ni de edades, ni de nivel académico, ni restricciones de temas. La única regla es mantener el RESPETO, y -nunca- en casi un año de continuas reuniones semanales, en todos los centros de reunión, hubo problemas con esto. A veces más acaloradas o a veces más tranquilas, siempre de las reuniones se aprende algo nuevo. Todo aquel que sabe sobre un tema, lo comparte y el resto aprende, y todo aquel que disiente o duda lo expresa sin temor. Esta sana actividad funciona como hall de entrada para conocer la agrupación, saber cuáles son sus principios rectores, despejar dudas, conocerse, intercambiar conocimientos, capacidades y recursos y, finalmente, afiliarse. (Este párrafo es dedicado a los que acusan a la agrupación de fascistas y agresivos).

 

Es importante mencionar la influencia que tienen las capacidades de muchísimas personas en la agrupación. El debate libre y abierto no implica que es un concurso de opiniones cuya validez argumental está librada a la interpretación de cada uno. Muchos piensan que el Partido Libertario está a la deriva en la nube del conocimiento, sin líderes que lo guíen de cerca tanto en lo referido a política como en lo referido a filosofía liberal. A fin de guiar el debate participan profesionales que, desde su área de conocimiento, aportan fundamentos sólidos a los principios y cada una de las ideas debatidas.

 

Demás está decir que no hay lugar para el dogmatismo. En todos los grupos conformados para cualquier fin, incluido los grupos de debate, participan personas idóneas y profesionales. Docentes, abogados, economistas, empresarios, comerciantes, ingenieros, programadores, diseñadores. Y todos desde su área y experiencia aportan al debate y al funcionamiento estructural de la agrupación, y son muchos. Por ejemplo, es fascinante poder libremente debatir fundamentos del liberalismo junto a profesores de historia, de filosofía, abogados, economistas y mucha gente que ha leído de la más variada bibliografía liberal. A eso se le suma actividades y eventos con reconocidos intelectuales y referentes del liberalismo quienes, cada uno desde su área, hacen su aporte a la difusión de las ideas de la libertad, tanto dentro como fuera de la agrupación política.

 

Del mismo modo que profesionales influyen en los debates, muchas personas del grupo tienen experiencia de haber participado en algún espacio político (especialmente desencantados con el PRO y Cambiemos, pero también ex UCEDE y Recrear), estas personas aportan importantísimo conocimiento práctico a la planificación y accionar político de la agrupación. Estrategia, comunicación, procedimientos legales, métodos, gestión, son todas áreas donde la agrupación ha logrado equipos interdisciplinarios, guiados por personas con experiencia y coordinados con el objetivo de constituir la agrupación como partido político.

 

Cabe destacar, que todo esto se logró conformar puramente desde la voluntad de cada uno de los participantes, todos donan su tiempo, capacidad, esfuerzo y recursos, para lograr el objetivo. A la fecha más de 200 personas participan de alguna forma en la agrupación en Santa Fe, al menos la mitad de manera activa y constante en distintas funciones (siendo 35 años el promedio de edad de las personas con tareas fijas asignadas). Muchos son menores de 30, y ponen corazón y energía; a su vez, ellos son guiados por una coordinación organizada y ejercida con idoneidad por personas con experiencia y, por ende, en promedio mayores. Al mismo tiempo se conformó una Comisión Nacional como órgano colegiado integrado por dos representantes de cada distrito cuya competencia es la de tomar decisiones consensuadas que afectan el carácter de la agrupación a nivel general. (Estos últimos dos párrafos van dedicados a los que acusan a la agrupación de no tener experiencia y a los que dicen que son un “grupo de pibes”).

 

Vamos a los datos. Los resultados de las prácticas descriptas hasta ahora son los siguientes.

A mediados de diciembre de 2018 la agrupación en la provincia de Santa Fe tenía presencia principalmente en dos lugares, Rosario y Capital, grupos de trabajo conformados, redes, etc, y 205 afiliaciones (logradas en 45 días). 45 días después casi se cuatriplicaron la cantidad de afiliaciones, y a la fecha por cada afiliación archivada se erogan diez juegos de fichas de afiliación.

 

Esto responde a varios factores, siendo el más determinante el método y estrategia de expansión territorial. Gracias a la buena influencia de personas con experiencia y profesionales de distintas áreas se logró dar en la tecla con una estrategia que maximiza la cantidad de afiliaciones para los recursos dados, al mismo tiempo que salvaguarda la integridad de la estructura y de los principios. El siguiente mapa se logró conformar en apenas 30 días (y seguro estará desactualizado para cuando usted esté leyendo esta nota).

 

El segundo factor es la postulación de José Luis Espert, a quien a nivel nacional la agrupación decidió apoyar en su candidatura a presidente. Esto aportó una "cara visible" al proyecto, lo cual atrajo a un mayor influjo de interesados, pero es fácil entender que de no haber existido una estructura y organización que concrete la recepción de cada uno en una afiliación y tal vez integración al grupo de trabajo, todo hubiera quedado en la nada misma.

 

En este sentido es importante aclarar al lector que el objetivo -principal- es formar el partido político, no participar de las elecciones de este año, ni locales ni nacionales. Esas son posibilidades que de poder darse se tratará de afrontar con el mayor profesionalismo, pero siempre supeditado a no comprometer la integridad de los principios y del objetivo principal.

 

Este proyecto responde a la premisa de conformar el partido de forma sólida y sustentable, para la posteridad, necesario para la Argentina. En este sentido el partido no es personalista ni depende de la coyuntura. Es un partido que adopta los principios de Alberdi, aquellos que fueron las bases de una Argentina prospera, razón por la cual siempre deberían estar presentes y formar parte de la mesa política en defensa de los derechos individuales.

 

La agresiva expansión territorial y estructural pone a prueba muchas áreas de la agrupación, pero nunca se olvida el mantra de mantener el orden y asegurar la integridad estructural y, por supuesto, de los principios, aun a expensas de tomarse el tiempo necesario para ello.

 

El Partido Libertario tampoco pretende la exclusividad de enarbolar las ideas de la libertad. Bienvenidos sean quienes puedan ayudar, en conjunto, a llevar esos principios a la política. Pero lo que es seguro, y está en el gen de la agrupación, es que esos principios NO SE NEGOCIAN, nadie está por encima de ellos, no se amoldan a tal o cual persona o referente y mucho menos se olvidan ante los obstáculos que impone la realidad y la necesidad presente. El mayor valor de la agrupación no está en sellos de goma, ni en personalidades destacadas, ni en fuentes de recursos o alianzas estratégicas. El mayor valor del Partido Libertario son los principios de la libertad, la adopción y defensa de ellos, el deber de llevarlos a todos los rincones del territorio, y el objetivo de aplicarlos en la política. Para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en suelo argentino.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/9
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica