Atención: Estamos gobernados por adolescentes

12 Oct 2018

Hoy a la mañana iba escuchando un programa de radio, en donde el conductor tuvo que dar mil vueltas solo para decir que había hombres sin ningún poder de decisión casados con mujeres que tomaban todas las decisiones por él. Previamente ya había dicho que las mujeres tenían potencial, que estaba a favor de un matriarcado. Mil vueltas, como dije.

 

Al llegar a la facultad, carteles por todos lados con la cara de Marx invitando a unirse a la lucha feminista, llamando a detener al “patriarcado”, pidiendo más y más subsidios en un país que en plena crisis.

 

Como eso no es suficiente, resulta que desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires están impulsando no solo una campaña de hormonización gratuita, sino que además invitan a adolescentes de 13 años a asesorarse sobre una supuesta educación sexual, que si es igual a la de los colegios tomados, a la de los profesores progres de las universidades, y a la supuesta educación de los centros feministas, más que educar van a adoctrinar y confundir. Al final de la publicidad dice: “Gozá de tus derechos”.

 

Sobre este punto me voy a detener porque la verdad es que esto tiene que tener un límite. Al parecer se tiene derecho a todo, incluso a disponer del dinero de otros, pero no hay ninguna obligación a nada. Todo es recibir de "papi Estado" y sino cumple con los caprichos entonces salen a llorar y trancar calles.

 

Mientras problemas estructurales esperan resolverse, nuestros gobernantes están más enfocados en atender las demandas de los millennials. Una juventud cada vez menos apta para tomar el control de sus vidas o siquiera para tener un trabajo, ya que su sensibilidad les impide poder seguir reglas, todo los lastima, y los sentimientos priman ante todo. Pero bueno, ¿para qué trabajar? Después de todo, con los impuestos que pagamos todos, incluido el obrero que madruga y viene desde conurbano hasta capital, pasa 10 horas trabajando, vuelve por la noche de pie en un tren lleno, que cada día le resulta más difícil llevar el pan a la casa; la señora que limpia oficinas todo el día, el mozo o el cocinero; por solo nombrar algunos ejemplos de personas que salen a trabajar todos los días pero a quienes el Estado les expropia una parte de sus ganancias, mantienen a estos hippies con OSDE.

 

Nos gobiernan seres que en unos Juegos Olímpicos de la Juventud no quieren publicar el medallero para no herir  a nadie, que financian programas en Youtube como “Todes”, que utilizan palabras como “acompañadxs” en publicidad oficial.

 

Todo esto con el dinero de nosotros, los contribuyentes. Con el dinero que le estas dejando de dar a tu hijo, de invertir en tu educación, de viajar, o hacer lo que creas que es mejor.

 

Pero tranquilos. Marcos Peña organizó un encuentro llamado “Argentina, cambio cultural” en el que afirmó: "Somos la generación que vino a cambiar para siempre la Argentina". Sin embargo no se diferencia mucho de los gobiernos anteriores.

 

Como liberal, respeto las decisiones de otros de seguir la libre búsqueda de su felicidad, no así que saqueen a una parte de la sociedad para imponer una idea de “lo correcto”. Defiendo la libertad que tiene cada uno sobre su propiedad, sobre el fruto de su trabajo de aquellos políticos clientelistas que quieren expropiarlos para ganar votos.

 

Como diría el Dr Gabriel Zanotti: “El único antiperonista real es un liberal clásico. Todos los demás son peronistas culturales”.

 

*Daniela Araque es Coordinadora de Estudiantes por la Libertad Argentina. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/9
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica