El Central establece zona de no intervención para el dólar

27 Sep 2018

Guido Sandleris, nuevo presidente del BCRA, explicó como funcionará el nuevo esquema del tipo de cambio. Se establecerá una zona de no intervención en el rango de $34-$44, con una actualización del 3% mensual. 

 

El Banco Central explicitó el nuevo esquema de política monetaria que regirá a partir del 1º de octubre. Se estableció como norma principal que la base monetaria crezca 0% nominal hasta junio de 2019. 

 

"La meta monetaria se complementa con la definición de zonas de intervención y no intervención cambiaria", detalla el BCRA. La zona de no intervención se define inicialmente entre $34 y $44, se ajustará diariamente a una tasa de 3% mensual hasta fin de año y se recalibrará al comienzo del año próximo. "El BCRA permitirá la libre flotación del peso dentro de esta zona, considerando que es un rango adecuado de paridad cambiaria", explican. 

 

Llegado el caso de superar estas barreras, el BCRA realizará ventas diarias no mayores a 150 millones de dólares. "Estas ventas no serán esterilizadas, generando una contracción adicional de la base monetaria que tenderá a corregir la depreciación excesiva", aclaran. 

 

"El BCRA juzga que este esquema de zonas de intervención y no intervención combina adecuadamente los beneficios de la flotación cambiaria con los beneficios de prevenir fluctuaciones excesivas del tipo de cambio, en una economía con un mercado financiero poco profundo en donde el valor de la paridad juega un rol destacado en la determinación de las expectativas de inflación", expresó el Central en el comunicado.

 

Para Sergio Morales, Director Asociado del Centro Latinoamericano de Inversiones (CELAI), "el nuevo esquema monetario permitiría mantener un tipo real multilateral competitivo, por la paridad cambiaria en libre flotación del peso dentro de este rango ajustada diariamente a una tasa del 3% mensual hasta fin de año, en concordancia con el alto nivel de inflación".

 

Agrega, además, "que a pesar de tratar de asegurar no volver a caer en un atraso cambiario, un esquema semi-rígido como este tiene como contrapartida una intensa caída en los agregados monetarios reales. Esto quiere decir, una desmonetización de la economía que impactaría aún más en la delicada situación de la actividad económica, con una caída progresiva del poder de compra de los argentinos". 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/10
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica