Duro revés judicial para Lula lo aleja de la presidencia

25 Jan 2018

Un tribunal de apelación ratificó y aumentó la pena de prisión. Es el candidato con mayor intención de voto para las presidenciales de octubre. Fue inhabilitado para ejercer cargos público.

El ex presidente Luis Inacio Lula Da Silva (2003-2010), recibió una dura noticia por parte del Tribunal Regional Federal N*4 de Porto Alegre, cuando por unanimidad, los tres jueces a cargo no sólo ratificaron la condena que sobre él pesaba de 9 años y medio, sino que la incrementaron a 12 años y un mes de prisión por los delitos de corrupción y dadivas. Según lo expresado por uno de los tres votantes, Joao Gebran Neto, la decisión del tribunal se basa en que Da Silva, por su anterior  cargo de primer mandatario de Brasil, carga con una “culpabilidad extremadamente elevada”.

 

En el marco de la causa Lava Jato, Lula Da Silva esta acusado de recibir dadivas, en este caso un departamental triplex por parte de la empresa OAS Construcciones, a cambio de ser beneficiados en las licitaciones para la construcción de diferentes estructuras para petrolera estatal Petrobras. El conocido juez Sergio Moro, ya le había dictado una pena de prisión de nueve años y medio para el ex primer mandatario. En uso de diferentes recursos judiciales, Lula Da Silva llego hasta el Tribunal N* 4 de Porto Alegre en busca de salvarse de una pena, que de ser efectiva, minaría sus intensiones de presentarse nuevamente para presidente en las elecciones previstas para el próximo octubre. Presentando la mayor intensión de voto pretende asumir una nueva presidencia, asegurando que “ellos  solo quieren que yo no sea candidato pero ahora mas que nunca quiero ser candidato a presidente de Brasil”, manifestó categóricamente luego de escuchar la dura sentencia. 

 

Unas de las claves en la causa que lo involucra por corrupción y dadivas, es el hecho que el lujoso inmueble en cuestión carece de titulo de propiedad, lo que según Sergio Moro, ratifica que dicho departamento no solo es de propiedad de Lula sino que también manifiesta la espuria relación entre el ex presidente y la constructora OAS. 

Si bien hubo marchas a favor y en contra de la decisión del tribunal de Porto Alegre, Lula reunió en un acto público a 10mil simpatizante aproximadamente, quien reaccionó favorablemente fue el Bovespa que cerro con una suba del 3,7%, demostrando el humor del mercado financiero ante la posibilidad de alejar al Partido de los Trabajadores (PT) y por ello a la izquierda, de ocupar el poder ejecutivo nuevamente.

 

Si bien a Lula Da Silva aun le quedan varios recursos para evitar la prisión efectiva, que es conocimiento que hará uso de ellos para llegar a la campaña previa a las presidenciales, Lula aun tiene seis causas sobre sus hombros que complicarían aun mas su futuro político. Todo esto en el marco de un partido como el PT, minado de causas judiciales contra sus miembros, y la destitución de Dilma Roussef, referente y heredera predilecta de Lula, a la mitad de su mandato en 2016. 

 

Por su parte, el presidente Michel Temer, quien se encuentra en Suiza en el foro económico de Davos, evito explayarse sobre el tema, y en referencia solo aseguro que “hay un combate arduo, pero pesado contra la corrupción en el país. Pero en Brasil las instituciones están funcionando, tenemos una separación absoluta de poderes”. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/9
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica