Macri pidió un embargo total a la dictadura venezolana

9 Nov 2017

 

Ante la insostenible situación venezolana, sumada a la sanción de la "Ley del Odio", Macri pidió sanciones muy duras con el régimen de Maduro.

La Asamblea Nacional Constituyente, conocida como “La Constituyente”, es un órgano creado este año por el Poder Ejecutivo, mediante elecciones fraudulentas y a pesar de que días antes, en un referéndum convocado por la oposición, millones de venezolanos se habían manifestado en contra de esta iniciativa. Este nuevo poder, integrado únicamente por chavistas y esbirros de la dictadura, fueron más allá al intentar expandir su control sobre los pocos medios de comunicación independientes que aún quedan en el país.

 

La Constituyente aprobó hoy una "Ley contra el Odio", que pretende castigar con su clausura a aquellos medios que transmitan mensajes que incurran en los delitos contemplados en esa ley. Aquellos medios que difundan mensajes “que constituyan propaganda a favor de la guerra o apología del odio nacional serán sancionados con la revocatoria de la concesión”, afirma uno de los artículos.

 

La ley establece multas para las personas jurídicas responsables de redes sociales que no eliminen en un plazo de seis horas esos mensajes, y sanciones de hasta el 4% de sus ingresos fiscales brutos a aquellos dueños de medios que se nieguen a publicar contenidos de promoción de la "tolerancia". Esta clase de mensajes, aprobados por el gobierno, deberán ocupar por lo menos 30 minutos de su programación semanal.

 

La ley es un pedido explícito de Nicolás Maduro ya que el afirma que los “mensajes de odio” de los medios provocaron las protestas contra el gobierno que vivió el país la primera parte del año. En los últimos años, decenas de medios debieron cerrar por disposiciones del Ejecutivo. Este es solo un avance más. En esa línea, se castigará con penas de hasta 20 años de cárcel a quienes sean encontrados culpables de promover delitos de odio.   

 

Esta medida del dictador Nicolás Maduro, va en línea con sus otras políticas, como el arresto de líderes opositores y la represión paramilitar en las manifestaciones. Esta es solo una de las crisis que atraviesa Venezuela, dado que hace pocos días entró en hiperinflación y analistas indican que por el “reformateo de pagos” que planea Maduro, pronto entrará en default. Con una población devastada por la hambruna y la pobreza; y con una oposición más preocupada por sus intereses particulares que por una salida del régimen, no es de extrañar que las palabras del Presidente Mauricio Macri hayan tenido el impacto que tuvieron.

 

Es que en su gira por Estados Unidos, Macri recomendó a Washington endurecer sus sanciones sobre Caracas mediante la aplicación de un total embargo sobre las exportaciones de petróleo a Estados Unidos. De esta forma, Macri se convierte en el primer presidente en hablar de manera tan abierta y dura sobre la cuestión de Venezuela. Aunque él afirma  que esa medida tendría el respaldo de muchos líderes de la región.

 

"En mi opinión deberíamos ir a un embargo completo. Las cosas han ido de peor en peor. La situación ahora es dolorosa. La pobreza sube día a día y las condiciones de sanidad empeoran día a día", sentenció Macri.

 

Incluso en su reunión con el Secretario General de las Naciones Unidas, el Presidente pidió la "intervención" del organismo "para garantizar la asistencia sanitaria de la población en Venezuela ante la grave crisis que está provocando la falta de medicamentos e insumos para la atención de la salud".

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

1/10
Please reload

Please reload

Please reload

IG-spo-rep.jpg

republicaeconomica.com © 2017 Republica Economica